Quien tenga una cobaya o un roedor con pelo largo en casa que atienda, os damos las pautas para mantener su pelaje sano. Quien tenga un pequeño mamífero que también esté al loro, os contamos los cuidados para sus uñas y oídos. ¿Tomáis nota?

Semanalmente, se tienen que llevar a cabo diferentes cuidados higiénicos para que vuestros roedores luzcan su pelaje.

Pelaje

En primer lugar, debéis desenredarles el pelo con un cepillo especial para roedores. No os asustéis si les da por chillar, es un procedimiento muy sano porque les permitirá lucir su melena limpia y fuerte).

Seguidamente, llega el momento de cortarles las uñas. Las cobayas, por ejemplo, tienen las uñas muy puntiagudas pero no demasiado largas. Por esa razón, podemos o cortarlas o limarlas con una lima corriente. Este paso tampoco suele gustarles mucho pero es muy importante hacerlo todas las semanas para que el animal se acostumbre.

Uñas

Cortar uñas es relativamente sencillo. Estos mamíferos pequeños son animales que tienen las uñas transparentes y se ve muy bien hasta donde llega la vena. Lo ideal sería cortar la punta blanca porque la parte más rosada es donde está la vena. Si se os va un poco de las manos y cortáis la parte rosada, ¡No os alarméis! Cogéis una gasita con un poco de agua oxigenada y presionáis, son cosas que pasan. Una vez cortada la punta de la uña, podéis limarla para evitar que las esquinitas molesten a la piel.

Oídos

Por último, no podéis olvidaros de limpiar los oídos a los peques. Existen limpiadores de oídos especiales para roedores en el mercado. Estos suelen ir acompañados de un aplicador. Tenéis que espolvorear y luego, con la ayuda de un bastoncillo (uno para cada oído), limpiar con mucho cuidado. Este procedimiento, a parte de quitar la cera, previene la aparición de los ácaros.

¡Eso es todo, amigos de los roedores! Con solo cinco minutos a la semana podéis dejar lista y sana a vuestra mascota. No cuesta tanto, ¿Verdad?

Web: www.mascoteros.com