Cuidado con los huevos de Pascua y las mascotas

Cuidado con los huevos de Pascua y las mascotas

Los veterinarios están instando a los dueños de mascotas a mantener los chocolates fuera del alcance de las mascotas durante la Pascua.

Los veterinarios piden a los dueños de mascotas que coloquen todos sus huevos de chocolate en una canasta bien asegurada fuera del alcance de las mascotas curiosas para evitar el envenenamiento por chocolate y un viaje de emergencia al veterinario durante el fin de semana de Pascua.

El chocolate, especialmente el chocolate negro, puede ser peligroso para todas las mascotas, incluso en la cantidad más pequeña. Sin embargo, los perros son particularmente susceptibles al envenenamiento debido a una sustancia química llamada teobromina, que se encuentra naturalmente en los granos de cacao. La teobromina tarda mucho en descomponerse dentro del sistema digestivo de un perro, lo que significa que incluso una pequeña cantidad de chocolate puede generar niveles tóxicos, especialmente para perros y cachorros más pequeños. Por esta razón, el chocolate blanco generalmente es seguro para los perros si se ingiere accidentalmente, pero los efectos con el chocolate con leche pueden variar, por lo que es mejor ser precavido y mantener alejados todos los tipos de chocolate.

Los veterinarios a menudo ven un aumento en los casos de toxicidad por chocolate durante los períodos de celebración, como Semana Santa y Navidad.

Las pasas y las pasas sultanas, que se encuentran en algunos bollitos, y el xilitol (que se encuentra en las golosinas sin azúcar) también pueden ser peligrosos para perros y gatos si se ingieren.

Síntomas de la intoxicación por chocolate

Los síntomas del envenenamiento por chocolate generalmente aparecen dentro de las 12 horas posteriores a la ingestión y pueden durar hasta tres días. Inicialmente, es probable que las mascotas experimenten sed excesiva, vómitos, diarrea e inquietud. Estos pueden convertirse en síntomas de hiperactividad, temblores, ritmo cardíaco anormal, hipertermia y respiración rápida. Los casos graves pueden provocar ataques e irregularidades en los latidos del corazón, e incluso coma y muerte. Si nota estos síntomas en su perro y sospecha que ha ingerido chocolate, busque atención veterinaria lo antes posible.

Fuente: British Veterinary Association