Cuatro leones y un licaón han llegado procedentes de Ucrania a AAP Primadomus

Cuatro leones y un licaón han llegado procedentes de Ucrania a AAP Primadomus

Cuatro leones y un licaón (perro salvaje africano) han llegado hoy al centro especializado de rescate de grandes felinos y primates AAP Primadomus, tras 9 días de viaje desde Kiev hasta Villena (Alicante). La situación donde se encontraban era muy insegura y sus cuidadores temían que tuvieran que abandonar a los animales. Desde AAP llevábamos tiempo preparando todo lo necesario para poder acoger a estos animales de Ucrania pero debido a la guerra y los peligros que conlleva, la operación se ha tenido que realizar de forma urgente.

 

León
Uno de los leones antes de su partida desde el zoo de Poznan

De Kiev a Villena

El pasado 1 de marzo, la ONG ucraniana Wild Animal Rescue, situada al este de Kiev, decidió realizar un último intento para poder sacar tantos animales salvajes como les fuera posible fuera de las fronteras del país. Los voluntarios y el personal consiguieron acomodar a seis jóvenes leones, varios tigres, dos caracales y un licaón en el camión. Un bloqueo por parte de tanques rusos obligó al transporte a dar la vuelta, pero incluso siendo retenidos a punta de pistola, los conductores se negaron a entregar a sus animales. Tras dos días de viaje finalmente pudieron llegar a la frontera polaca, pudiendo cruzar el jueves 3 de marzo por la mañana.

Los animales hicieron escala para reponerse y recibir un chequeo veterinario en el Zoológico de Poznan (Polonia), centro colaborador de AAP que en 2019 ya ofreció la primera asistencia a nueve tigres incautados por las autoridades cuando estaban siendo transportados ilegalmente desde Italia a Rusia. En Polonia han permanecido cinco días y desde donde el pasado 8 de marzo emprendieron rumbo a España. Los grandes felinos y el licaón pudieron allí relajarse del estrés de los últimos días. Allí también se les realizó una revisión veterinaria necesaria para los controles en frontera que confirmó que su situación es delicada pero suficientemente buena para viajar.

Finalmente ayer, los cuatro leones y un licaón llegaron AAP Primadomus, el centro de rescate en España de la ONG internacional AAP – Animal Advocacy and Protection.

 

 

El pasado de estos animales 

Los jóvenes leones, Gyz, Kiara, Flori y Nila que llevaban algunos meses en Wild Animal Rescue vienen todos de un terrible pasado. Gyz fue rescatada de una pequeña jaula en un centro comercial donde el dueño la alimentaba con carne caducada del supermercado, cuando fue rescatada y le hicieron la primera analítica tenía deficiencia en casi todo. Kiara fue vendida siendo una cachorra por un zoológico de Ucrania, que ahora también necesita evacuar a los animales, junto con otros dos leones a una granja de avestruces/ granja escuela donde los tenían de cachorros expuestos directamente al público como reclamo turístico. Debido a la mala nutrición y el estrés que debió sufrir, tiene los huesos muy débiles y presenta roturas antiguas en el fémur y húmero.

Flori era la “mascota” de un particular y vivía en un pequeño piso. Presenta raquitismo debido a que fue alimentada con comida para gatos, lo que ha limitado su desarrollo óseo. Nila fue rescatada por una familia de activistas de un club nocturno en la que la adquirieron de lactante para entretener a la clientela.  Respecto a Zair, el licaón, nació en un zoo ucraniano y fue vendido a un particular. A los tres meses de edad fue diagnosticado con cataratas, está ciego, por lo que su dueño lo entrego al santuario Wild Animal Rescue con la esperanza de que tuviera una mayor calidad de vida, en AAP se evaluará si es posible hacer una cirugía ocular para devolverle la visión.

Esto pone de relieve la dificultad de mantener a estos animales en condiciones adecuadas por parte de particulares: hace falta recursos, conocimientos y cuidados especializados difícilmente proporcionables fuera de una institución especializada.

El problema de la tenencia privada de animales salvajes

El león es una especie listada en los anexos de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), que le otorga el mayor nivel de protección posible en el comercio internacional. Sin embargo, no excluye el comercio de ejemplares procedentes de la cría en cautividad. La gran mayoría de los leones en Europa no han sido capturados en estado salvaje, sino criados; en muchos casos, legalmente.

Al igual que en Ucrania, en España, salvo en cuatro Comunidades Autónomas, es perfectamente legal (con la documentación pertinente) tener, comerciar y transportar animales salvajes- desde un cocodrilo hasta un elefante. Es por ello que desde AAP, además de rescatar animales, también luchan por la implantación de un Listado Positivo, una lista que delimite y defina claramente las especies susceptibles de comercio y tenencia como animales de compañía, quedando prohibidas todas las demás, para poner fin de una vez a los riesgos innecesarios que la situación actual supone para los animales, las personas y el medio ambiente.

Tercera oportunidad

AAP está decidida a darles a estos animales una tercera oportunidad de vivir una vida digna. Los jóvenes leones que ya se conocen, con suerte, formarán un grupo de por vida después de su cuarentena en AAP. Será un desafío mejorar su frágil salud, paso a paso, a través de una dieta adecuada, ejercicio y descanso. Los expertos en grandes felinos de AAP harán todo lo posible para ayudar a estos animales a recuperarse.

Desde AAP agradecen enormemente la colaboración del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en calidad de Autoridad Administrativa CITES, y Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación por agilizar los trámites y permitir poner a estos animales en un lugar seguro a tiempo.

Fuente: AAP Primadomus

https://es.aap.eu/default/grupo-de-animales-salvajes-procedentes-de-ucrania-es-acogido-por-aap/