Las consultas de las familias de las mascotas relacionadas con problemas dermatológicos cada vez son más frecuentes en los hospitales veterinarios ya que, las causas que los pueden producir son de origen diverso (pueden ser provenientes de la misma piel o también provocadas por otro órgano o a nivel sistémico) y la valoración por parte de un especialista en ocasiones será esencial para su diagnóstico y tratamiento.

ivan

 

En líneas generales, los veterinarios generalistas son los que valorarán en primera instancia los problemas dermatológicos del animal en su consulta y sólo en aquellos casos en los que se diagnostique un caso de gravedad, se derivará a un dermatólogo especialista veterinario.

Las situaciones más comunes por las que se refieren un caso al servicio de dermatología veterinaria son:

  • En aquellas ocasiones en las que el veterinario de medicina general no logra diagnosticar el origen del problema y estima que necesita unas pruebas específicas.
  • También hay ocasiones en las que los veterinarios solicitan una segunda opinión.
  • Cuándo se ha diagnosticado una enfermedad dermatológica crónica.
  • Aquellas situaciones en las que desde el veterinario se ha empezado un tratamiento pero el resultado no está siendo el esperado.
  • O sencillamente cuando no se dispone de los medios materiales necesarios para realizar un diagnóstico a paciente.

Desde este servicio se manejan diariamente problemas dermatológicos en animales relacionados con infecciones bacterianas, alergias y patologías asociadas, demodicosis complicadas o resistentes a las terapias y otras enfermedades parasitarias, enfermedades fúngicas e infecciosas, autoinmunes y trastornos hormonales que afectan a la piel y el cáncer.

 

Web: Hospital Valencia Sur