LA BANDEJA DEBE SER DESTAPADA, GRANDE Y BAJA

Destapada. Las bandejas tapadas acumulan el olor de los excrementos y de la orina en su interior, y esto a tu gato no le va a gustar. Además, al tener una sola entrada (la puerta) las hace poco atractivas cuando conviven varios animales en el mismo hogar, ya que el gato se puede sentir acorralado en su interior (por lo tanto, puede evitar entrar para evitar sentirse acorralado). A tu gato le va a gustar más que le pongas una bandeja destapa.

Grande. Las bandejas deben tener, al menos, 1.5 veces la longitud de tu gato. Es decir si tu gato mide 40 cm de longitud (de la base de la cola a la cabeza) la bandeja debe medir, al menos, 60 cm de longitud.

Baja. Debe ser de fácil acceso para tu gato, en otras palabras, debe ser lo más similar posible a cómo si estuviera orinando en el suelo de un jardín. Por lo tanto, la bandeja debe ser baja, al menos uno de sus laterales, para que sea fácil para el gato entrar en ella.

Bandeja de gatos

USA MUCHA ARENA AGLOMERANTE SIN PERFUMAR

Arena aglomerante. La arena aglomerante permite limpiar con facilidad la bandeja. Cuando tu gato orine o defeque, la arena aglomerante formará una pelota compacta, esto hará que sea muy fácil de limpiar. Es decir, si usas arena aglomerante te será muy fácil mantener la limpieza diaria de la bandeja.

No uses perfumes. Aunque existe alguna controversia en los estudios, yo no os aconsejo que uséis perfume en las bandejas. Debéis recordar que el olfato de los gatos es mucho más sensible para la inmensa mayoría de olores, si lo comparamos con el olfato de las personas. Además, el olfato de los gatos es mucho más discriminatorio que el nuestro. Esto significa que si le ponemos perfume a la bandeja sanitaria para que no huela, nosotros oleremos únicamente el olor del perfume, sin embargo, los gatos olerán igualmente la orina y el perfume. Parece ser que esto favorece que, como propietarios, no limpiemos la bandeja sanitaria con la frecuencia que deberíamos. Por lo tanto, no uses perfume y limpia la bandeja cada día eliminando las bolas formadas con la arena aglomerante.

Pon mucha arena. A los gatos, por lo general, les gusta poder rascar la arena antes y después de orinar y defecar. Si le pones poca arena no pueden hacerlo, y pueden intentar buscar una alternativa, favoreciendo que empiece a hacerlo en telas como, por ejemplo, la cama, el sofá, etc.

Y, sobre todo, si ves a tu gato rascar fuera de la bandeja cuando ha terminado de orinar o defecar, o si le ves orinando o defecando haciendo “equilibrios” en el borde de la bandeja, quizás tu gato “te esté diciendo” que no le gusta la arena que le has puesto en su bandeja. Plantéate cambiarla.

En este vídeo verás la conducta normal de rascado después de defecar:

PON LA BANDEJA EN UNA ZONA TRANQUILA, DE ACCESO PERMANENTE Y QUE ESTÉ LEJOS DE SU COMIDA

Pon la bandeja lejos de la comida. En general, ni a tu gato ni a ningún gato le gusta comer y beber al lado de donde orina y defeca. Por lo tanto, pon la bandeja lejos de los comederos.

Ponla en un lugar al que siempre tenga acceso el gato. El gato tiene que poder ir a la bandeja siempre que tenga ganas, por lo tanto, nunca coloques la bandeja en una habitación que pueda tener la puerta cerrada. También puedes optar por poner una puerta gatera en la puerta de la habitación que elijas para colocar la bandeja.

Busca una zona tranquila para colocar la bandeja. Evita lugares como la lavandería de la casa o lugares en los que puedan aparecer ruidos inesperados. Si tu gato está usando la bandeja, y se pone en marcha la lavadora o la secadora, el gato se podría asustar y le podría coger miedo a la bandeja.

SI TIENES MÁS DE UN GATO, PON AL MENOS 1 BANDEJA MÁS QUE GATOS TENGAS EN CASA

Si tienes más de un gato y tienes pocas bandejas, quizás pueda suceder que cuando uno vaya a orinar se encuentre “el baño ocupado”. También puede suceder que los gatos de casa no se lleven tan bien como parece y que, por lo tanto, un gato evite ir a alguna zona de la casa para no encontrarse con el “enemigo” que tiene en casa. En ambas situaciones, si pones varias bandejas y distribuidas por diferentes zonas de la casa, reducirás la posibilidad de que orinen o defequen fuera de la bandeja.

NUNCA CASTIGUES A TU GATO POR ORINAR FUERA DE LA BANDEJA

Es un sistema totalmente ineficaz que además romperá la confianza que te tiene tu gato. Además, si le castigas, es fácil que se ponga agresivo contigo. Por lo tanto, nunca le castigues si le ves orinando o defecando fuera de la bandeja, ni aunque lo pilles “en el acto haciendo”.

Autor: Tomas Camps Morey                                  Web: www.etovets.com