Nutrición en tiempos de confinamiento

Durante el tiempo de confinamiento se debe prestar especial atención a los siguientes aspectos de la alimentación de su perro o gato:

1. Ser previsores y organizados

a. Disponer en el domicilio de suficiente cantidad del alimento habitual para poder alimentarle durante 6 a 8 semanas. Aunque la fabricación de alimentos no se ha detenido, la distribución
puede ser algo más lenta.
b. Esto es especialmente importante si su perro o gato necesita una dieta veterinaria específica.
c. No cambie de alimento sin antes consultarlo con su veterinario. Cambios rápidos pueden provocar diarrea.

2. Controlar el peso

a. Algunos perros o gatos durante este periodo pueden hacer menos actividad física lo que favorece que puedan ganar peso, por eso es importante el control del peso y la condición corporal.
b. Pese a su perro o gato cada dos semanas para detectar variaciones.
c. Si detecta variaciones significativas de peso contacte con su centro veterinario. Su veterinario lo valorara y le dirá como reajustar la cantidad de alimento si es necesario.

3. Gestionar los extras

a. Al pasar más tiempo con nuestro perro o gato puede parecernos que pide constantemente comida, pero no debemos darle más:

  • Puede que reclame su atención o interaccionar con usted: acaríciele o inicie el juego, acicalado, etc.
  • Use juguetes o puzles que escondan comida para que este distraído y motivado
  • Puede aumentar el número de comidas diarias (comidas más pequeñas y frecuentes)
  • Use las propias croquetas de su ración diaria para darle, si reclama, en lugar de otros premios extra,
  • Evite al máximo dar comida mientras cocina o come.
  • Mantenga al perro o gato fuera de la estancia mientras lo hace o tenga a mano croquetas de su propio alimento seco para darle si reclama.

b. Dar más premios de lo habitual tiene riesgos para la salud de su perro o gato. Puede favorecer que engorde (el sobrepeso aumenta el riesgo de sufrir muchas enfermedades) y desequilibra el aporte de nutrientes necesarios para su buena salud.

  • Podemos dar premios, pero siempre en cantidades limitadas; no deben suponer más de un 10% de todas las calorías diarias. Consulte con su veterinario que le ayudara a valorar
    si está dando demasiados y podrá recomendarle una cantidad adecuada.

 

Web: AVEPA