Los conejos hacen dos tipos de cacas de manera normal:

-Las HECES DURAS: son las heces que todos conocemos, los “conguitos” o “bolitas” que nos dejan como regalito cada pocos minutos , son secas, redondas, uniformes, no huelen y no manchan. Estas heces son el producto final de la digestión.

No hay texto alternativo automático disponible.

-Los CECOTROFOS o HECES BLANDAS: son heces que salen del ano unidas en racimo, de consistencia muy blanda, de color marrón muy oscuro, huelen mal y manchan, pero normalmente no las vamos a ver porque se las comen directamente del ano. En realidad no son desperdicios, son el resultado de parte de la digestión que se produce en su intestino grueso gracias a la actividad de la flora digestiva, contienen nutrientes muy importantes como aminoácidos, minerales y vitaminas. Estos racimos de cecotrofos están recubiertos por una suave capa de moco que los protege del pH del estómago, que es muy ácido y los podría deteriorar; por eso se los comen directamente del ano sin masticar, para no romper esa capa de moco.
Los cecotrofos sólo son producidos en determinados momentos del día.

No hay texto alternativo automático disponible.

Si alguna enfermedad ocasiona que el conejo no pueda comerse sus cecotrofos podemos pensar que tiene diarrea, porque estará manchado con cecotrofos malolientes y veremos “plastas” de cecotrofos en la jaula, sin embargo esos conejos suelen hacer heces duras de manera normal durante el resto del día. No debemos confundir eso con diarrea, que es la ausencia de heces duras, es decir, un conejo con diarrea no hace heces duras, son todas blandas o hace muy pocas duras (y generalmente pequeñas) e intercaladas con diarrea (no cecotrofos) durante todo el día.

Hay muchas enfermedades que pueden provocar que el conejo no se coma los cecotrofos, por ejemplo:
-Obesidad, dolor lumbar o en otra zona, que impide al conejo arquear el cuerpo para comerse los cecotrofos.
-Mala dieta, que ocasiona cecotrofos con mal sabor para el conejo y no se los come.
-Cualquier enfermedad debilitante que incapacite al conejo para comerse los cecotrofos.
-Otras.

En general las diarreas verdaderas suelen estar debidas a enfermedades más graves como coccidiosis, enterotoxemia, enfermedad inflamatoria intestinal, hepatopatías, tiflitis, etc. Además, generalmente los conejos con diarrea verdadera suelen encontrarse en un evidente mal estado de salud, mientras que los que no se comen los cecotrofos presentan alteraciones leves en su estado de salud.

En ambos casos debemos acudir al veterinario pero si sospechamos que se trata de una verdadera diarrea, en especial en un gazapo, debemos ir urgentemente.

Os enseñamos unas fotos para que veáis la diferencia. En la primera hay diarrea, cecotrofos normales y heces duras pequeñas en un conejo con tiflitis grave. En la segunda foto, durante la sedación para una exploración dental, hemos pillado in fraganti al conejo con la boca llena de cecotrofos.

 

Autor: Miguel Gallego                                 Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos