El Marcaje con orina en los felinos

Comportamiento felino el marcaje de orina en los gatos
Del 10 al 24% de los gatos mostrarán algún problema de micción inadecuada en algún momento de su vida (4). Para saber si estamos ante un marcaje con orina, antes se deben descartar:

1.  Problemas físicos:

La presencia de dolor durante la micción debido a patologías urinarias como urolitiasis, cistitis idiopáticas felina, infecciones bacterianas, traumas… o bien diarrea o estreñimiento,  pueden provocar que el gato asocie la bandeja de arena con el dolor sufrido y busque otros lugares en la casa. Además muchos otros problemas médicos pueden complicar o provocar eliminación inadecuada como hipertiroidismo, diabetes, enfermedad hepática, enfermedad neurológica… (5).

Se deben descartar estas patologías mediante la realización de análisis y cultivos de orina y técnicas diagnósticas de imagen como radiología y ecografía.

2.  Problemas con la bandeja de arena:

Gran parte de las micciones fuera de la bandeja  se deben a un incorrecto manejo de ésta, por lo que el cuestionario debe abordar:

–  Tipo de bandeja: cubierta, abierta, tamaño

–  Localización: cambios recientes, situaciones en lugares inaccesibles o incómodos (piso de arriba para gatos pequeños, o bien en baños donde se cierran puertas, o en zonas donde hay perros, o cerca de electrodomésticos ruidosos…). Es habitual también que no se respeten la división de zonas del entorno de los gatos y los propietarios coloquen la bandeja al lado de la comida o de su cuna y rascador.

–  Limpieza: frecuencia de limpieza, productos de limpieza utilizados.

–  Altercados cuando el gato está dentro: perros, otros gatos, niños

3. Problemas de aprendizaje:

Se sospecha cuando el gato nunca ha utilizado su bandeja. Suelen producirse en gatos procedentes de tiendas de animales donde han estado confinados en jaulas y obligados a vivir en muy pocos metros cuadrados defecando y comiendo prácticamente en el mismo lugar.

Si todo lo anterior es normal, estaremos ante un Marcaje con orina. Un correcto diagnóstico conlleva una investigación a fondo del entorno del gato, sus hábitos de vida (aseo, conducta durante la ingesta de comida, marcaje con uñasmarcaje facial sobre su entorno y sobre los individuos, relaciones con la familia y con otros gatos, conducta de eliminación de heces y orinajuegosueño y exploración de su entorno) y la rutina de sus dueños para encontrar posibles causas. La realización por parte del dueño de planos de las zonas marcadas y de vídeos de la vida diaria del gato es de suma importancia.

Comportamiento felino el marcaje de orina en los gatos

El Marcaje con orina es un marcaje íntimamente relacionado con la ansiedad felina debido a cambios en su entorno (2)(4). Por ello, cualquier gato es susceptible de marcar, ya sea macho u hembra, joven o viejo, castrado o no castrado y por supuesto es independiente de su raza.

Las marcas de orina se pueden producir inicialmente en un punto de la casa y posteriormente al no tratarse la causa adecuadamente, a los castigos impuestos por los propietarios (restregar morros sobre micciones, gritarles, encerrarles, llevarles a la caja de arena forzadamente…) y al aislamiento de la zona marcada, el marcaje se produce en múltiples lugares.

La deposición de pis no tiene por qué ser en superficies verticales y la postura adoptada no tiene por qué ser la clásica (gato de pie, cola erguida y spray de pis hacia la pared) sino que puede adoptar una postura de micción normal. El volumen de orina depositado tampoco debe hacernos descartar un marcaje con orina.

Tratamiento en el gato del marcaje de orina inadecuado

1. Feromonoterapia. Feliway spray deberá aplicarse diariamente como si fuera un ambientador, mediante pulverización en cada habitación de la casa.  Feliway difusor, libera constantemente las feromonas y sirve para una superficie de 50 – 70 m2. Se debe considerar la distribución y los metros de la casa para calcular el número de difusores necesarios. Se utilizarán durante el tiempo necesario hasta la normalización del comportamiento del gato.

2. Terapia de juego: el juego es una actividad diaria fundamental para un gato independientemente de la edad de éste. Los gatos que no juegan son susceptibles de presentar mayores alteraciones en su comportamiento. El inconveniente es que el juego en un gato adulto implica la participación directa del dueño ya que necesita que los juguetes se muevan. Se recomendarán por lo tanto juguetes como cañas de pescar, cajas donde se puedan meter, catnip como estimulante del juego…  Además se debe advertir de que los castigos sólo se obtendrán una respuesta de miedo hacia el dueño y además el estrés aumenta.

3. Fármacos: la terapia medicamentosa por si sola tiene recaídas frecuentes  y rara vez es eficaz, pero es de gran utilidad asociada a las terapias descritas (2)

– Clomipramina: Antidepresivo tricíclico e inhibidor de la recaptación de serotonina. Provoca sedación en la primera semana de tratamiento. Se han descrito otros efectos secundarios como retención urinaria y fecal. Resuelve del 69-100% de los casos pero puede tardar entre 2 y 4 semanas en observarse sus efectos (2)(4)(6).

–  Otros fármacos: Benzodiacepinas (Diazepam) controlan hasta un 30 al 60% de los casos (4) pero tienen recurrencias elevadas al dejar la medicación. Buspirona (ansiolítico y agonista parcial de serotonina) tiene elevadas recurrencias al dejar la medicación y una eficacia similar al diazepam. Fluoxetina (inhibidor de la recaptación de serotonina) tarda entre 2 y 4 semanas en hacer efecto. Utilizado en casos resistentes a la clomipramina(4)(6). .

 4. Manejo de las zonas marcadas: Se puede utilizar una dilución de vinagre y agua para limpiar las zonas marcadas o bien un detergente enzimático Nunca se deberá utilizar lejía u otros detergentes con amoniaco. Una vez limpia y seca se pulveriza la zona marcada con feliway srpay de forma diaria.

 5. Tras la estabilización de su comportamiento, ante un posible cambio en su entorno se deberá aplicar de forma preventiva Feliway durante varias semanas para evitar recaídas.

Autora: Mª Luisa Palmero Colado  –   Gattos Centro Clínico Felino Madrid

Fuente: www.foyel.com