Muchas veces hay que hacerles análisis de rutina a nuestras mascotas y entre ellos se encuentran los análisis de orina.

Depende para qué sea la muestra que hay que tomar, varía la forma en que hay que hacerlo.

Si lo que se necesita hacer es un análisis de orina para un cultivo porque se sospecha de una infección urinaria, la muestra debe ser tomada de forma estéril, por lo tanto deberá hacerlo el veterinario a través de una sonda o por una punción de la vejiga.

Si la muestra es para un análisis de orina físico-químico, la muestra no necesariamente tiene que ser estéril y por lo general es tomada por los dueños en sus casas.


¿De qué manera puedo tomar la muestra?

 

 

– Con una jeringa juntándolo del suelo donde orinó, esto se complica un poco si el animal orina en el pasto o la tierra, por lo tanto habrá que tomar la precaución de hacerlo orinar en superficies donde se puedan juntar.

– “chorro por medio”: en este caso se coloca un recipiente cuando el animal esta orinando y se junta de esa manera. Hay que tener un buen dominio del animal para que no deje de orinar en el momento que se está juntando la muestra y no pueda ser recolectada.

 

 

– En el caso de los gatos se complica un poco por la costumbre de ir a la bandeja con las piedritas, ya que las mismas absorben la orina y no se puede juntar. Para esto hay dos opciones, o sobre las piedritas se coloca un nailon y se junta de ahí con una jeringa, o no se le colocan piedritas y se junta directamente de la litera, pero para esto hay que asegurarse que la limpieza de la misma sea la adecuada, ya que pueden quedar partículas de polvo que alteren los resultados.

 

Autor: Ana Paula Iapichino                                                              Web: www.foyel.com