¿Tienes un minino? !Enhorabuena! Sí es así ya habrás podido experimentar lo mucho que se sienten atraídos los bigotudos por las ventanas. Seguro que ha intentado escaparse, o simplemente ha salido para ver si las palomas seguían fieles al mismo lugar o para ver si no hay otro ronroneador que pueda hacerle la competencia. Pues !cuidado! porque si tú gato se cae, puede que se lleve algunas de sus famosas siete vidas con él, así que lo mejor es hacer lo que dice el refrán «quien evita la ocasión, evita el peligro».  En este artículo veremos como podemos poner protectores de ventanas para gatos para no tener que lamentarnos.

 

Gato ciudad

¿Cómo caen los gatos?

A los gatos les encanta explorar nuevos lugares, son curiosos por naturaleza. Además conservan su instinto cazador a la perfección, por lo que cualquier especie que pueda ser cazada es una tentación para nuestro bigotudo. Y si la ventana está abierta y sin protección tanto mejor porque podrá escaparse sin problemas en busca de aventuras. Pero son estás andanzas las que pueden poner en jaque la salud de nuestro felino, así como conducirle a su muerte, bien porque caiga en una mala postura o bien porque haya algo a su alrededor que contribuya a ello, como por ejemplo lugares con tráfico rodado.

Cuando un gato cae hace ciertos movimientos para amortiguar la caída.  Por medio de su inusual aparato vestibular que se encarga de mantener el equilibrio y la orientación con respecto al centro de gravedad, sabrá el punto donde caerá. Será entonces cuando empezará a torcer su cuerpo mediante rotaciones. Según se aproxime al suelo  expandirá sus patas y relajará los músculos para frenar la caída.

Gato cayendo

Protectores de ventanas para gatos

Una de las formas más sencillas para evitar que nuestro bigotudo se convierta en un gato paracaidista es reforzar la seguridad de las ventanas de nuestro hogar. Según un estudio realizado por veterinarios de la Universidad de Zagreb (Croacia) y publicado en el Journal of Feline Medicine and Surgery, los felinos que se caen accidentalmente por la ventana (Síndrome del gato paracaidista) es más común entre gatos de menos de cuatro años, siendo la edad de menos de un año la más habitual para estas caídas.

Red de gatos

 

Tipos de protectores de ventanas

Hay varias clases de protectores ventanas para gatos que nos pueden ayudar en la tarea de salvaguardar al bigotudo. Aquí te especificamos sus características:

  • Mallazo: elaboradas en plástico, son adaptables a cualquier superficie pero tienen un gran inconveniente y es que si el felino las mordisquea se pueden romper fácilmente. Por otro lado también las hay metálicas y estas no son sencillas de destrozar
  • Mosquiteras: son de gran utilidad en las ventanas correderas y en las batientes pero están más indicadas como protección frente a  insectos, roedores y pájaros. Sí el gato es un poco cabezón puede enganchar con las uñas y poco a poco destrozarlas.
  • Redes: Podemos encontrarlas fabricadas en hilo metálico o hilo de nylon. Son muy resistentes y se pueden adaptar a cualquier espacio. Son las más recomendadas porque si aunque al que al bigotudo le de por morderlas es muy difícil que las rompa.
  • Rejillas ajustables al marco: si tienes ventanas oscilantes es tu mejor opción porque evitarás que tu gato quede atrapado en el hueco de las esquinas de las ventanas y por ende pueda escaparse.

Sea cuál sea el método que elijas la protección del minino debe de estar asegurado.

 

Autora: Antonia Villalba