Cómo mejorar la dieta de tu perro con ingredientes caseros: recetas y consejos

Perro cachorro

Los ingredientes frescos son clave para mejorar la salud y vitalidad de los compañeros peludos

Al igual que sucede con los seres humanos, la nutrición es un factor clave para la salud. Antes de limitarnos a abrir una lata o llenarles su cuenco con pienso, es conveniente prestar atención a qué tipo de alimentación le estamos proporcionando a nuestros mejores amigos peludos. Los perros son animales omnívoros por naturaleza; por lo que ofrecer a tu mascota una alimentación equilibrada es fundamental para su bienestar. Los beneficios de utilizar ingredientes frescos y naturales y recetas libres de aditivos, conservantes y colorantes artificiales, se hacen patentes en muy poco tiempo. Un cambio de alimentación puede llegar a transformar la vitalidad de tu compañero peludo.

Las proteínas son nutrientes fundamentales para la alimentación de los perros. Cada proteína aporta unos beneficios distintos, por lo que hay que tener en cuenta la variedad. Hay opciones muy sencillas y rápidas de cocinar que aportan una gran riqueza nutricional.

Aunque los perros posean menor número de papilas gustativas que los seres humanos, según varios estudios científicos pueden distinguir entre sabores como el dulce, el agrio, el amargo y el salado. Además, establecen preferencias o animadversiones por determinados alimentos como nosotros; por lo que se puede confeccionar su menú según sus gustos y convertir el momento de su comida en un verdadero premio con el que agradecerle su gran lealtad y cariño.

 

Descubre los principales beneficios de darle a tu perro comida casera

-Mejora la digestión y es más nutritiva: este tipo de recetas, al estar libres de químicos, favorece el equilibrio de la flora intestinal (microbiota) y permite una mejor asimilación de los nutrientes.

-Previenen las alergias e intolerancias alimenticias: en la mayoría de los casos, estos problemas en los perros han sido provocados por el abuso de sustancias artificiales y colorantes presentes en la comida canina tradicional. Por lo que eliminando estos patógenos de su dieta evitaremos futuros problemas.

-Mejora el pelaje: una dieta rica y variada se refleja en un pelaje más fuerte y brillante.

-Favorece la salud dental: los ingredientes naturales ayudan a mantener unos dientes más limpios y fuertes, evitando posibles problemas bucodentales.

Prestar la suficiente atención a la alimentación de nuestra mascota nos permitirá ofrecerle menús más variados y completos, de forma que no solo no se aburra por tener que comer siempre lo mismo; sino para asegurarnos de que no presentará ningún tipo de carencias nutricionales, que pueden producir alteraciones en el desarrollo, anemia o problemas en su sistema inmunitario.

Los expertos en alimentación canina pueden asesorarte sobre la cantidad de nutrientes que necesita tu perro. Por ejemplo los cachorros o las hembras en gestación o lactancia, necesitan un mayor aporte de proteínas y en cambio, durante la vejez necesitan alrededor de un 30% menos  que en la juventud. Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir la dieta para nuestro perro es su nivel de actividad. Un perro que realiza mucho ejercicio físico consume una mayor cantidad de grasas, que otro animal con un estilo de vida más sedentario, que deberá controlar muy bien la ingesta de calorías para no caer en problemas de sobrepeso. Un dato importante es que los premios nunca deben superar entre el 5 y el 10 % de las calorías diarias recomendadas.

 

¿Qué es la dieta BARF para perros?

En la actualidad, está de plena tendencia la Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada (BARF), que apuesta por ofrecer a los perros alimentos no cocinados, para simular lo que comían sus antepasados que vivían en estado salvaje. Es un tipo de alimentación 100% natural, sin aditivos, ni conservantes ni colorantes. En la que se emplean únicamente productos frescos, triturados y congelados a -18º.

Las recetas BARF, al ofrecer alimentos crudos, promueven la masticación y la acción mecánica en los dientes de los perros. Además, la masticación de huesos crudos ayuda a prevenir la acumulación de sarro y placa dental, lo que reduce el riesgo de enfermedades periodontales y otras afecciones bucodentales. Otra de sus ventajas es que los alimentos crudos resultan más sencillos de digerir para el tracto gastrointestinal de los perros; por lo que permiten prevenir posibles  problemas digestivos como la diarrea, el estreñimiento o la desagradable flatulencia.

Si quieres ampliar información al respecto, en el blog de Naturalwil también puedes encontrar diferentes recetas caseras para hacerle a tu perro, como esta receta de carne de cerdo y zanahoria (con una gran riqueza nutricional gracias a la carne de cerdo, basada en proteínas de alto valor biológico y grasas saludables) o esta casera de pollo con calabaza (muy sencilla y rápida de cocinar). Y si tu perro se alimenta de comida BARF, tienen este post con varias ideas de recetas BARF caseras.

Visitas: 28

Compártelo

infoespecies