Una rata es una mascota muy cariñosa y un animal muy listo, tanto que puedes enseñarle infinidad de trucos. Eso sí, tendrás que enseñarle ayudado de unos motivadores snacks. ¿Preparado?

El primer paso que debes dar es conseguir unos snacks. Acércale una chuche y pónsela sobre su cabeza, ella se levantará para cogerla así que entonces di “arriba” y dale el premio. Fácil, ¿no?

Debes hacerlo así con todos los trucos, cuando se pongan en la posición que quieres aprovecha para decir “sentada”, “tumbada”, “juguete” y dales el premio. Así que cuando veas a tu rata hacer algo que te gusta en su caseta ponle una palabra a esa acción, dila y dale un premio.

Una vez comience hacer estos trucos cuando digas la palabra deja de darle el premio en cada orden, dale solo muy de vez en cuando. Un exceso de snacks haría que tu peluda engordara. Puedes darle un poco de su comida o una caricia.

Ten paciencia, son listas pero necesitan su tiempo para aprender. Recuerda hacer un poco de entrenamiento todos los días. Estos momentos de entrenamiento estrecharán lazos entre vosotros, además los trucos los tendréis que hacer fuera de la jaula y esto favorecerá a su estado de ánimo.

Un truco muy chulo es enseñarle a “darte la mano”. ¿Cómo? Deja un snack en tu mano, cerca de la pata de tu roedor. Entonces cógele su pata. pónsela en el premio, di “dame la mano” y luego dale el premio.

A parte de estos trucos, hazte con una rueda de ejercicio. Esta os servirá a los dos: a ti, para limpiar la jaula y a ella para hacer ejercicio, y explorar tu hogar sin pasar ningún peligro.

Si tienes más de un compañera ratuna en casa adquiere una rueda para cada una y que jueguen entre ellas, se encuentren por tu casa y tú podrás divertirte viéndolas viajar por tu casa.

 

Autor: Wiki-how                                                     Fuente: Mascoteros