Imagen: Tom Thai

El pelo del gato no solo carcateriza a estas mascotas (hay felinos de manto largo, otros de color negro, rayados o naranjas), sino que también habla mucho de su salud. Incluso es importante para sus relaciones sociales, tanto con humanos como con otros animales de su especie. Por eso es fundamental saber cómo cuidar el pelo del gato para que esté sano y brille. En este artículo se dan para poder conseguirlo tres trucos caseros:cepillarle cada día, ofrecerle pequeños bocados de atún y salmón y conservar el aceite de las sardinas enlatadas para mezclarlo con su pienso.

El pelo del gato: protector y social

El pelo de los gatos les sirve como aislante térmico, tanto contra el frío como contra el calor excesivo. “Pero el pelo felino también cumple una función en sus relaciones sociales, ya que es muy importante para su sentido del tacto: les ayuda a comunicarse con nosotros y con otros congéneres”, explica el veterinario Michael Foss, de la Universidad de Washington. De ahí que sea esencial prestarle mucha atención. Pero, ¿cómo se debe cuidar el pelo del gato para que esté sano y brillante?

Truco 1. Aprender a cepillarlo

El pelo del gato brillará si se cepilla cada día y se hidrata con alimentos ricos en omega 3 y 6

Los cepillados del felino cuidan su pelo y lo mantienen libre de suciedad.

Se puede comenzar con un cepillo de púas suaves y flexibles. “La mejor forma de retirar el pelo muerto del gato es empezar con un breve cepillado en el sentido contrario al pelaje, desde la cola hacia la cabeza”, explica la veterinaria Patricia González. Después, hay que continuar a favor del crecimiento del pelo, de la cabeza hacia la cola. Un cepillo de púas metálicas ayudará a mantener su pelaje sano.

Lo idóneo es repetir este hábito cada día, durante tres o cuatro minutos.

Truco 2. Bocados de salmón y atún

Imagen: Alan L

El pelo del felino necesita hidratarse para estar sano y lucir con brillo. Algunos alimentos light eliminan no solo algunas calorías, sino también las grasas buenas, entre ellas, los ácidos grasos omega 3 y 6. “Y estas grasas buenas son saludables para el gato, y necesarias para mantener su pelo y piel sanos”, añade González. Los pescados azules, como el salmón, contienen una mayor concentración de estas grasas sanas en sus músculos.

El atún es otro pescado azul que ayuda al felino a cuidar su pelo. Se le puede ofrecer un poco de este suculento bocado, una vez a la semana. Así se contribuirá a cuidar su piel y a mantener el pelo más brillante.

Tanto el atún como el salmón deben estar crudos, libres de espinas y de vísceras (son comidas peligrosas para el gato) y haber sido congelados antes durante al menos tres días.

Truco 3. Aceite de sardinas

¿Y qué hacer si no se tiene salmón ni atún? Una buena alternativa es recurrir a un pescado azul en conserva, como las sardinas, siempre que no sean picantes ni estén aderezadas.

Y es que el aceite de las latas de sardinas es una fuente importante de omega 3 y 6 para el felino. Se le puede añadir una cucharadita al pienso habitual, una vez a la semana.

 

Autor: Eva San Martín                                          Web: www.consumer.es