pildora_gato

 

 

Si el gato no está con restricciones dietéticas, puede administrarse con la comida, la manera más fácil es moler la pastilla y mezclarla con algo apetitoso como puede ser atún en aceite, leche, yogur, queso crema, alimento húmedo en lata para gatos, paté de hígado.

Hay que dar una primera porción pequeña sin el medicamento, así el gato no sospechará; tampoco no conviene dar mucha cantidad de comida con la píldora (hecha polvo) porque sí el animal no ingiere la totalidad de la porción, no se medicara como corresponde.

Otra posibilidad es moler el comprimido lo más posible y mezclarlo con una pequeña porción de los alimentos palatables anteriormente nombrados, luego se toma la porción y se embadurna la parte dorsal (superior) de alguno de los miembros delanteros, o sea la parte superior del bracito del gato, cómo ellos son muy higiénicos, enseguida comenzará a lamerse para limpiarse y sí la sustancia es algo apetitoso, lo hará rápido y gustoso, y tomará el medicamento sin darse cuenta.

Si no queda otra alternativa que darle el comprimido entero (más difícil) hay que llamar alegremente al gato, y hablarle en forma amistosa, mientras se lo envuelve con una toalla dejando afuera solamente la cabeza, porque sí el nota que se está serio, angustiado o preocupado lo captará enseguida y el también sufrirá estrés y dificultará el procedimiento.
Hay que ubicarlo en un lugar que le impida retroceder, hay que tener en cuenta que hay muchos gatos que se resisten y pueden morder, por eso hay que tomar fuertemente con una mano la parte de la toalla que rodea la cabeza y un ayudante tener el cuerpo también envuelto. Hay que poner el comprimido en un lugar visible y de fácil alcance. Sostener el comprimido entre el pulgar y el dedo índice

Administración de píldora a gato

Con la otra mano, suavemente (pero a la vez firmemente) se toma la cabeza del gato y con el dedo índice y pulgar se coloca en el ángulo de la boca y se la abre, inclinando la cabeza hacia atrás y el maxilar inferior se abrirá más fácil, con los dedos se debe poner la pastilla en el fondo de la arcada dentaria, lo más adentro posible (en el dorso de la lengua) y empujar hacia abajo el medicamento, cerrar la boca y que la cabeza vuelva a la posición normal y se frota suavemente la garganta o soplar la nariz, eso ayudará al reflejo de deglución.

 

 

Después que ha tomado el medicamento, hay que hablarle suavemente y acariciarlo un rato, hasta que se observe que el animal está tranquilo, también se le puede dar un obsequio o golosina, esto facilitará las cosas en las administraciones futuras.

Aunque la explicación con palabras sea detallada, una demostración en vivo será más ilustrativo hay que pedirle al veterinaria que nos enseñe hacerlo cuando vamos a la clínica.

 

Autor: Mascotia                                                   Web: www.mascotia.com