Las dietas comerciales han contribuido a mejorar la calidad de vida de los perros y a que vivan más años según los expertos en nutrición.

Imagen: Tobyotter

 

Hace años ofrecer comida casera a los perros era una costumbre bastante generalizada. Con el paso del tiempo y gracias a los consejos de los veterinarios, se introdujo la dieta comercial. En la actualidad alrededor de un 90% de los perros consumen pienso, ya sea enlatado o seco. Este tipo de dietas contribuyen a mantener una buena salud y a prevenir ciertas enfermedades.

Las dietas comerciales para perros están elaboradas con ingredientes naturales. Están estudiadas por los expertos en nutrición animal para que contengan todos los nutrientes que son necesarios para el correcto desarrollo del perro. La comida casera no garantiza una dieta equilibrada para el perro, a pesar de que se le ponga todo el cariño para su elaboración.

Higiene oral El perro no hará ascos a la comida casera porque, entre otras cosas, implica ahorrar esfuerzo al masticar. Sin embargo, con el pienso seco se ayuda a mantener la higiene oral del perro, debido al rozamiento que se produce con los dientes. Los dueños son quienes deciden cual es la alimentación más sana y equilibrada para su perro, junto con la supervisión del veterinario.

Una dieta adecuada es importante a cualquier edad, pero sobre todo cuando el perro es un cachorro

Hay perros a los que les gusta comer basura y deshechos, pero no por ello se les va a ofrecer, porque ellos no eligen la dieta que les conviene.

Hoy en día hay una gran variedad de alimentos adaptados a cada fase vital del perro en el mercado. Los hay para cachorros, animales de mediana edad y para los más mayores.

Pero también hay alimentos adaptados a perros que padecen una amplia variedad de enfermedades como la hipertensión o las patologías cardiovasculares o hepáticas, entre otras.

Etiquetado cuando se compra un pienso canino hay que considerar varios datos:

  • Nombre del producto y peso neto.
  • Análisis y lista de ingredientes.
  • Nombre y dirección del fabricante.
  • Indicación sobre para qué edad está indicado y para qué animales está fabricado.
  • Los envases deben estar en buen estado. Los de pienso seco no deben tener manchas de grasa en el exterior y las latas no deben estar abolladas.

Especialistas en nutrición Roberto Élices, veterinario y experto en nutrición, comenta que existe un código de buenas prácticas para la fabricación de alimentos para animales de compañía y si se cumple la calidad del producto final está garantizada. El veterinario explica al respecto que “hay unas reglas básicas para la formulación, como por ejemplo que el producto esté creado por veterinarios especialistas en nutrición y alimentación”.

En el XI Simposio Bayer, donde se presentaron ponencias de expertos sobre alimentación de animales de compañía, Roberto Élices, especialista en nutrición de animales de compañía y profesor en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid explicó que las dietas caseras para los perros no funcionan porque las personas no estamos bien alimentadas y no tenemos en cuenta los ingredientes necesarios para obtener una dieta casera adecuada para el perro.

Los dueños son quienes deciden cual es la alimentación más sana y equilibrada para su perro, junto con la supervisión del veterinario

En este sentido, se llevó a cabo un estudio donde se valoraron varias recetas ofertadas a través de Internet y se comprobó que el 76% de ellas eran dietas desequilibradas.

El mejor juez sobre un pienso es el propio perro. Una dieta adecuada ayuda a tener un peso adecuado, a conseguir un buen nivel de energía, una piel y pelaje sanos y brillantes, así como a defecar con normalidad y a prevenir determinadas patologías, sobre todo a edades avanzadas. Una dieta adecuada es importante a cualquier edad, pero sobre todo cuando el perro es un cachorro. De ello depende su correcto desarrollo y la prevención de enfermedades como la obesidad.

Consejos

  • No dar al perro comida casera, por mucho cariño que se ponga y muy apetitosa que sea, no puede aportar los nutrientes que necesita el perro para conseguir una dieta equilibrada.
  • Consultar con el veterinario sobre el alimento más adecuado para el perro, según factores como: el tamaño, la edad, o su nivel de actividad.
  • Evitar prejuicios como que la dieta comercial es artificial frente a la alimentación casera. Los piensos están elaborados con ingredientes naturales.
  • Seguir las indicaciones del veterinario en cuanto a la cantidad adecuada que debe tomar el perro a diario. De esta forma se evitará la obesidad.

 

Autor: Carolina Pinedo                                                           Web: www.consumer.es