Es posible construir de forma casera con camisetas, cajas, cartón y un poco de maña las guaridas que los gatos necesitan para ocultarse y descansar.

Imagen: Nic Redhead

Tener un refugio es una de las diez reglas para que un gato sea feliz en el hogar. Estos animales necesitan espacios donde poder ocultarse y estar tranquilos en un domicilio humano. Por eso es importante que los dueños de estas mascotas sepan atender esta naturaleza felina. Construir sus guaridas en casa es divertido, sencillo y, lo más importante, ¡mucho más barato que comprarlas! A continuación se ofrecen cinco simpáticas ideas, muy simples, para levantar un refugio para gatos que se podrán colocar en el salón: una tienda de campaña hecha con una camiseta, un tipi con palos de escoba, una hamaca con ropa vieja, cajas de cartón con cojines e incluso forradas con tela.

Refugios para gatos hechos en casa

Gatificar nuestra casa implica que, además de espacios en altura, desde donde los felinos puedan explorar su territorio y estimular su sentido visual, “los gatos necesitan refugios bajos, en el suelo, con techo y tres paredes”, explica el veterinario John Bradshaw, autor del libro ‘Cat sense’ (El sentido del gato, Allen Lane, 2013) y coordinador del proyecto científico Horizon, que estudia el comportamiento de los felinos en la actualidad.

Construir estas guaridas para gatos en casa es divertido, simple y ¡muy barato! A continuación se detallan cinco simpáticas ideas, muy sencillas, para fabricar un refugio para felinos que se pueden colocar en el salón.

1. Tienda para gatos, con camiseta y perchas

Esta es una propuesta muy ingeniosa, sencilla y original para hacer una bonita guarida para gatos que se puede poner en el salón. Se trata de crear una tienda de campaña para gatos con una camiseta ¡en solo cinco minutos!

Los materiales que se necesitan son todos reutilizados, por lo que no hace falta gastar dinero en su fabricación: solo se precisa de una camiseta que ya no use, dos perchas de alambre y un trozo de caja o cartón duro.

El primer paso es cortar los colgadores, o extremos retorcidos de las perchas, y alargar el resto, para lograr dos trozos de alambre estirados. Después se le da la forma de curva, que será el esqueleto de la tienda para felinos, como explica el blog Instructables.

Se recorta el cartón con forma cuadrada, de las dimensiones que se quiera hacer el suelo de la tienda. Se pueden reforzar los cuatro lados de esta base con un poco de cinta adhesiva en los extremos. Luego se hacen cuatro agujeros, con ayuda de los alambres, uno en cada extremo del cartón y unidos los dos alambres por su mitad, de forma transversal, para que cree el cuerpo o techo de la tienda.

Solo queda introducir cada uno de los cuatro extremos por los agujeros y sellarlo con un poco más de cinta adhesiva e introducir la camiseta por los alambres, de modo que la zona de la cabeza quede en un lateral, ya que servirá de entrada y salida de la tienda.

Las mangas y resto de tela sobrante se ajustan debajo de la tienda con impermeables y más celo, para protegerlos.

2. Tipi: tienda india para gatos hecha en casa

Una divertida versión de la anterior tienda para gatos hecha con una camiseta es elaborarla un poco más, con ayuda de cinco listones de madera o palos de escoba del mismo tamaño y un poco de cuerda de pita para anudarlos, como propone el blog MustBeMelissa. La idea es crear un tipi para gatos, característica tienda cónica utilizada por los indios y pueblos nómadas de EE.UU., pero en su versión más felina.

El procedimiento es, de nuevo, muy sencillo. Se anudan los cinco listones en su extremo con la cuerda de pinta, para crear la estructura de la tienda, de modo que se sostenga de pie. Solo queda recubrir el espacio con camisetas, una colcha vieja u otros restos de tejido que ya no se utilicen, y unirlos bien con nudos o con velcro, o bien cosidos. ¡Fácil, barato y muy estimulante para los gatos!

3. Hamaca para gatos bajo la mesa, ¡con una camiseta!

Los felinos adoran los sitios nuevos y seguros donde ocultarse para descansar. En este caso, la propuesta no puede ser más divertida, barata ni sencilla. Se trata de crear una hamaca debajo de una mesa baja, con ayuda de una camiseta y un poco de velcro.

La idea para fabricar esta hamaca para gatos es de Cat Crib. Pero se puede hacer una versión casera de esta hamaca felina, DIY, anudando la camiseta a las cuatro patas de una mesa baja, con una cuerda o velcro resistente.

4. Cajas de gatos donde se quiera

El amor de los felinos por las cajas tiene una explicación de peso: estos cuadrados de cartón les proporcionan un refugio. Así que se puede aprovechar esta conocida pasión gatuna para construir en el hogar guaridas provisionales sin gastar dinero.

Cualquier caja de tamaño suficiente, colocada en el lugar apropiado, es susceptible de transformarse en un apacible rincón de descanso para un felino. Más aún si se pone dentro su cojín preferido. Además, si el dueño se cansa de ella, pasado un tiempo, puede retirarla.

Imagen: moarplease

5. Cajas forradas para gatos, hechas en casa

Una versión más duradera y cuidada de la tradicional caja de cartón para gatos es la idea recogida por el blog Crafty Night Owls. La propuesta consiste en forrar la caja de cartón favorita del felino con una tela bonita, que permita que este refugio sea bien acogido por el resto del salón. Descanso estiloso y por precio cero. ¿Quién da más?

Autor: Eva San Martín                                      Web: www.consumer.es