Los calcetines viejos pueden transformarse en ratones, serpientes y hasta simpáticos peces colgantes para jugar con los felinos.

Imagen: dasu_

Jugar con los gatos no solo es divertido, también es muy importante. Los expertos recomiendan que los propietarios de felinos dediquen un mínimo de 30 minutos diarios a jugar con ellos, a fin de prevenir su sobrepeso y estimular sus inteligentes mentes. En este artículo se enseña a fabricar cinco divertidos juguetes para el gato con calcetines viejos: uno relleno de hierba gatera, una serpiente hecha con medias, un pez colgante para felinos y bebés, ratones blanditos y hasta unpequeño pulpo.

Jugar con los gatos: divertido e importante

Jugar con los gatos es muy necesario. “Los felinos necesitan media de hora de juego diaria con sus humanos; este ejercicio les ayuda a mantenerse en forma y a prevenir el sobrepeso”, explica la veterinaria Patricia González.

Imagen: Bad-Ideas

Los juegos con el gato son, además, esenciales para estimular la ágil mente de estos inteligentes animales. “Basta conocer que un felino en la naturaleza caza entre 10 y 20 pequeñas presas diarias para entender lo importante que es reproducir mediante el juego este entorno de captura y estimulación mental en nuestros gatos caseros”, concluyen los científicos de la Universidad de Ohio (EE.UU.), que han conducido una investigación sobre la importancia del juego para estos animales.

Los felinos necesitan reponer sus juguetes con cierta periodicidad, de forma que sus “nuevas presas” sean atractivas. Además, jugar con sus humanos estimulará sus ganas de juego. Pero, ¿por dónde empezar?

A continuación se explica cómo fabricar en casa cinco divertidos juguetes para gatos con ayuda de un calcetín. Pero una nota importante antes de ponerse manos a la obra: los calcetines deben estar limpios y los juguetes que se creen con ellos deben ser seguros para las mascotas, es decir, sin trozos que puedan desgarrar y provocar un accidente o riesgo de asfixia.

1. Juguete para gatos hecho con calcetín y catnip

Este sencillo juguete casero para felinos está hecho con un pequeño calcetín. Pero el secreto está en su interior: el calcetín está relleno de atractiva hierba gatera (catnip), un vegetal cuyos aceites esenciales tienen la propiedad de estimular la actividad felina y, en consecuencia, son una invitación para jugar. “La hierba gatera les encanta; ejerce sobre ellos un efecto narcótico inofensivo y temporal, que les hace correr, saltar y rascarse en sitios que nunca habían utilizado”, explica Pilar Ramón, veterinaria y autora del blog Veterinaria en casa.

Imagen: Maggie

La hierba gatera puede comprarse o cultivarse en casa y dejarla secar antes de rellenar el calcetín con ella. Después, solo queda coser la prenda y colgar una cuerda para jugar con el felino. ¡Divertido y muy sencillo!

2. Serpiente con una media

Una simpática versión, más alargada, de los juguetes para gatos con calcetín es crear una serpiente. Se necesita, además de la media o leotardo, papel, un poco de hierba gatera seca y unas gomas del pelo.

El calcetín se rellena con trozos de papel, arrugado y mezclado con hierba. Con las gomas, bien ajustadas a la media de modo que la presionen en los sitios donde se coloquen, se crea la cabeza y las distintas secciones características del cuerpo de la serpiente. Se pueden dibujar los ojos y nariz del animal con un rotulador apto para uso infantil, es decir, que no sea tóxico, y repasarlo con hilo gordo, a fin de que su aspecto sea más simpático.

3. Pez colgante para gatos y bebés ¡con calcetines!

Esta divertida propuesta de colgante de juguete casero para felinos puede ser compartida por gatos y bebés. ¿Quién puede resistirse a probarla?

La idea para crear este móvil con forma de pez consiste en rellenar distintos calcetines de colores con restos de tela y hierba gatera para engordarlos. Después, hay que anudarlos, uno a uno, de manera que todo el relleno quede a un lado del nudo. Esto será la cabeza, que quedará redonda.

El resto de la tela, recortada hasta donde se quiera, hará de cuerpo. Se pueden coser los ojos y boca, con hilos gruesos, para que sean más simpáticos.

Imagen: Erica Firment

Solo queda colgar los distintos calcetines-peces a hilos resistentes, que aguanten los embistes de felinos y niños pequeños con seguridad, y amarrar todo al techo o a un colgante infantil que ya se tenga en casa.

4. Ratones hechos con calcetines

Los calcetines también pueden convertirse en un juguete con forma de ratón para gatos de manera muy sencilla, simpática y barata. Se pueden rellenar los calcetines con tela, hierba gatera e incluso con legumbres.

Imagen: Sergey Vladimirov

5. Pulpitos fabricados con calcetines

La última variante para exprimir esta vieja prenda del modo más divertido es transformar los calcetines en pequeños pulpos de juguete para los felinos.

Imagen: Robin Zebrowski

La idea es rellenar los calcetines con hierba gatera de forma más generosa que antes y anudarlos, de manera que el resultado sea un extremo desproporcionado, que hará de la cabeza del pulpo. El resto de la media se corta en ocho patas, que harán las veces de tentáculos.

 

Autor: Eva San Martin                                         Web: www.consumer.es