Cinco claves para que tu mascota viva la ilusión de la Navidad

Cinco claves para que tu mascota viva la ilusión de la Navidad

Los perros son uno de los animales de compañía más comunes en los hogares españoles. Y su presencia es todavía más apreciada en Navidad, fechas en las que aumenta la afinidad entre mascotas y tutores al pasar más tiempo juntos y tener la sensibilidad a flor de piel, según señala la Real Sociedad Canina de España (RSCE).

Los perros de compañía pueden disfrutar de la magia y la ilusión navideñas y para ello solo hace falta seguir unas sencillas claves. En fechas tan de regalos, conviene resaltar que las mascotas no son cosas de «usar y tirar» ni «objetos», sino que requieren cuidados específicos y diferentes compromisos. Pero, como todos, también pueden disfrutar de caprichos estos días sin por ello afectar a su bienestar.

 

Labrador Retriever Navidad

 

1. Más tiempo con él

Las fiestas navideñas deberían implicar más dedicación a las mascotas, que en España se sitúa en alrededor de tres horas al día por perro. Los festivos o las vacaciones escolares conllevan más tiempo libre, lo que supone una inyección de afectividad: si puedes pasar más horas con él, ni lo dudes. Los paseos son imprescindibles, ya que es el momento que tienen para socializar y liberar energía. En este sentido se recomienda pasearlos unas tres veces al día. ¿Por qué no alguna más después de banquetes copiosos como el de Nochebuena?

2. Acicalarlo para la ocasión

Al igual que las personas recurren a sus mejores galas estos días, no está de más acicalar a tu mascota para la ocasión. El lavado y el cepillado son las formas más habituales de cuidado, y de hecho dos de cada tres familias lavan a sus mascotas al menos una vez al mes. La Navidad puede ser el momento idóneo para exhibir su belleza. Pero sin agobios: la Canina aconseja que basta con cepillar diariamente y bañar dos veces al año a nuestra mascota para que esté limpia.

Se puede hacerlo en casa utilizando un tipo de champú adecuado para su piel y pelo, pero también puede recurrirse a las peluquerías caninas, una práctica que ya hace el 46% de los tutores y que en estas fechas es más habitual. Se recomienda acudir a profesionales si lo que se quiere es un corte el pelo, para evitar heridas u otros daños involuntarios que pueda sufrir el animal.

3. Juguetes para tu mascota

No solo los pequeños de la casa aguardan la visita de Papá Noel en forma de regalos. Los juguetes son un buen recurso para el bienestar de las mascotas porque reducen los niveles de estrés, les aportan entretenimiento, estimulan su inteligencia y fortalecen su mandíbula. En el caso de los cachorros, también ayudan a reducir su dolor de encías por la salida de los primeros dientes. Eso sí, los tutores habrán de guiarse por diferentes criterios, como el grado de diversión que puedan aportar a su mascota, la calidad del producto, la necesidad, la marca o el precio.

4. Obséquiale con una golosina

Golosina apta para canes! En ningún caso se les debe suministrar golosinas humanas, ya que pueden contener ingredientes tóxicos. Casi todo el mundo picotea dulces de Navidad, que si un turrón, que si un polvorón… y las golosinas para perros pueden ser un antojo razonable para nuestra mascota. Siempre que, por supuesto, se ajusten a una dieta equilibrada para evitar perjuicios para la salud. Entre los caprichos navideños más nutritivos para los perros se encuentran los snacks y galletas, que además ayudan a fortalecer el vínculo entre tutores y mascotas.

5. No olvides los demás cuidados

 La higiene, las chuches o los juguetes pueden crear un entorno óptimo con nuestra mascota en días tan señalados. Pero desde la Canina se destaca que los demás cuidados, por sencillos, no dejan de ser esenciales. La Navidad no puede ser una excusa para dejar de lado las visitas al veterinario ni las vacunas. Y tampoco hay que humanizar a los perros en exceso, ya que podría generar trastornos en su conducta. ¡Disfruta de tu animal estas fiestas!