Canguro o residencia para tu perro

Si estás planeando las vacaciones de verano, o alguna escapadita, y deseas ir sin tu perro, seguro que te inquieta ver dónde dejarlo para que esté bien atendido, sea feliz y, dentro de lo que cabe, no te añore demasiado. ¿Canguro, residencia canina, familiares o amigos? ¿Qué opción escoger? ¿Cómo saber que estará en buenas manos? ¿Dónde puedo informarme?

A continuación te despejamos estas y otras interrogantes, para que disfrutes plenamente de tu ocio, sabiendo que a tu amigo de cuatro patas no le va a faltar de nada y que, a tu vuelta, va a recibirte moviendo la cola, loco de alegría y sin hacerte el más mínimo reproche.

La elección depende del carácter

De entrada, no existe una opción que sea la mejor por sí misma, sino que la mejor es la que más se adecúa a las características de tu perro, por tanto, toma nota…

1. Vulnerable y asustadizo

 Con estos canes hay que ir con cuidado, porque notan más que ningunos los cambios; se sienten seguros en su ambiente y se muestran temerosos ante cualquier variación de su rutina.

Si tu perro es vulnerable y se asusta con facilidad, lo mejor que puedes hacer es recurrir a familiares o amigos, que lo conozcan bien y puedan hacerse cargo de él sin problemas. Si, además, tienen otro perro y se llevan bien entre ellos, mejor que mejor. También puedes buscar un canguro particular de confianza, a poder ser que viva por tu zona, para no trastocarle a tu perro los lugares habituales de paseo.

2. Ansioso por separación

Ciertamente, a ningún animal le gusta separarse de sus dueños, pero algunos perros sufren la distancia de una manera especial. Si tu perro se siente ansioso cuando no te ve, más vale que esté a cargo de un familiar, amigo o vecino que lo conozca y lo entienda; lo ideal sería dejarlo a ratos, para que el can se habituara a convivir con esa otra persona.

3. Rehúye a otros perros

Los perros son animales sociales, pero algunos canes prefieren a las personas. Si tu perro demuestra ser poco sociable con otros animales de su especie, está claro que la residencia canina no es la opción deseable.

Busca entonces una alternativa que asegure que tu perro estará acompañado por personas y que no tendrá que compartir obligatoriamente los espacios con otros perros.

4. Rehúye a las personas

Este es el caso contrario al anterior; el de los perros que disfrutan cuando están entre ellos. Los canes sociales con sus congéneres, se encontrarán a gusto con un canguro o en una residencia canina, que garanticen que van a convivir, jugar y brincar, en compañía de otros perros.

5. Deportista y activo

¿Tienes un perro joven y deportista? Pues no cortes su ritmo de actividad, ya que podrías sumirlo en un estado de ansiedad o apatía insoportable. Intenta encontrarle un cuidador dispuesto a hacer ejercicio y dar junto a tu perro los largos paseos a los que está acostumbrado.

Pistas para saber si tu perro estará bien cuidado

Si ya te has decantado entre las diversas opciones para dejar a tu perro durante las vacaciones, ahora te damos algunas claves para acertar con el servicio que te ofrecen.

  • El boca a boca: nada más fiable que preguntar a algún familiar, amigo, o compañero de trabajo que conozcan el lugar, sobre su experiencia particular; si te cuentan que su perro ha estado muy bien atendido y que al repetir, el can se ha mostrado contento, no hay más que hablar.
  •  Pregunta al veterinario: probablemente te podrá ayudar en la búsqueda del lugar ideal para tu perro, no olvides sondear su opinión y aceptar sus orientaciones.
  •  Lo que de verdad importa: tu perro no te pediría nunca un palacio, así que no te dejes deslumbrar por la publicidad sobre residencias lujosas o de diseño.
  • Un espacio adecuado: tu perro necesita, principalmente, espacios funcionales, limpios y adecuados a sus características particulares; un ambiente tranquilo y natural; jaulas espaciosas y bien acondicionadas; zonas de juego para su esparcimiento y vallas de protección y seguridad.
  • Personal cualificado: es fundamental que las personas que se van a encargar de tu perro tengan la formación y experiencia necesarias para trabajar en el cuidado y trato de los canes.
  • Información: los cuidadores temporales de tu perro siempre deben estar dispuestos a explicarte todos los detalles acerca de la estancia de tu animal, como las actividades que se realizan, los juegos, la alimentación, la atención veterinaria, los seguros, etc.

Redes sociales

Sabemos que un familiar o amigo es la mejor opción de alojamiento en vacaciones de nuestro peludo, pero no siempre están disponibles o dispuestos. En estos casos, puedes recurrir a las redes sociales, que ponen en contacto a personas interesadas en dejar a sus canes temporalmente con canguros de perros, como es el caso de Dogbuddy.

Esta web te ofrece la posibilidad de encontrar canguros en toda España; asimismo, incluyen en el servicio un seguro de responsabilidad civil y de emergencias veterinarias; y, como guía, puedes leer las valoraciones de los propios clientes.

Con toda esta información, esperamos haberte ayudado en la búsqueda del mejor alojamiento estival para tu peludo. ¡Ya sólo nos queda desearte felices vacaciones y ojalá que tu perro disfrute tanto como tú en el lugar elegido!

Web: www.mascoteros.com/blog