perro vacunandose

 

Los perros necesitan ser vacunados para protegerlos de enfermedades que pueden poner en peligro su salud, su vida y en algunos casos la nuestra. Algunas de esas vacunas son obligatorias y deben seguir un calendario de puesta que figurará en la cartilla veterinaria de tu peludo, hoy te hablamos de cuales son esas vacunas y qué programa deben seguir.

¿Por qué vacunamos a los perros?

La vacunación de los animales de compañía es el método preventivo más adecuado para evitar la aparición de diversas enfermedades. Respetar el calendario de vacunaciones propuesto por el veterinario tiene una importancia fundamental para la consecución de una salud plena de forma segura y eficaz.

La vacunación o inmunización activa, es el procedimiento preventivo por excelencia; desgraciadamente no existen vacunas contra todas las patologías de nuestros animales de compañía, pero si disponemos de una gran batería que nos permite prevenir un gran número de patologías de diversa gravedad.

La vacunación es un procedimiento sencillo, eficaz, y aunque algunos no estén del todo de acuerdo, es un procedimiento barato. Mediante la aplicación de vacunas en nuestros compañeros, hemos conseguido erradicar ciertas patologías que no sólo afectaban al perro, hemos erradicado patologías que podrían afectar de forma muy grave al ser humano.

Como última razón para ponerle sus vacunas es que puedes sufrir una sanción administrativa por no cumplir el calendario obligatorio.

Calendario de vacunación

1ª. Al mes y medio. Los cachorros de un mes y medio tienen que vacunarse de parvovirosis, moquillo y dos polivalentes.

2ª. Al dos meses. Estos perretes tienen que ponerse la vacuna polivalente.

3ª. A los tres meses. A esta edad llegará el refuerzo de la vacuna polivalente.

4ª. A los cuatro meses. Ahora toca la vacuna de la rabia, suele coincidir con el momento de poner el microchip.

5ª. Al año de edad. Toca un recuerdo de la vacuna polivalente y de la vacuna de la rabia.

6ª. Cada año. Tocará ponerse un recordatorio de la vacuna polivalente y otro de la vacuna de la rabia.

Precauciones

· No poner en peligro a tu animal ni a quienes le rodean. Este calendario está estipulado así por sus razones, si tienes un pero y no sigues el programa de vacunación que marcan los veterinarios estarás exponiéndolo a enfermedades que puedan contarle en la calle, pero también que puedas traer tú a casa (así que no hay excusa en que no sale de vuestra casa y recinto). Además, están poniendo en peligro también a los seres racionales e irracionales con los que se cruza al ser posible portador de enfermedades.

· Las vacunas deben ser manejadas exclusivamente pos los veterinarios. Su cualificación profesional y su experiencia les otorga plena capacidad para manejar las distintas estrategias de vacunación y adecuarlas a cada animal.

· Si tu cachorrito aún no ha recibido las vacunas pertinentes no lo saques a pasear, existen un montón de agentes trasmisores que podrían contagiarle y llevarle a un final fatal.

· Debemos vacunar al animal solo si esta totalmente sano y correctamente desparasitado. Con ello conseguiremos que la respuesta inmunitaria sea lo más fuerte posible. Si el animal esta enfermo, el sistema inmune no será capaz de atacar a la enfermedad en curso y, a la vez, generar defensas.

· La revacunación anual es imprescindible pues nos asegura una protección continuada y de alta efectividad en caso de aparición de cualquiera de los abundantes y malintencionados virus.