37¿Has adoptado un cachorro? !Enhorabuena! Vas a tener un amigo peludo sensacional para vivir un millón de aventuras. Probablemente hayas notado que no le gusta nada quedarse solo en casa. Empieza a llorar, le entran los siete males y tú te sientes culpable de dejarle solo. Tranquilo es muy normal que pase pero te vamos a enseñar algunos trucos a continuación para que esto no ocurra.

 

Bullmastiff cachorro

 

Enseñar al cachorro a estar solo en casa

Lo primero que debemos conocer es que los perros son animales gregarios, es decir les gusta estar con su familia «humana» o «canina» porque les produce seguridad. Si sales de casa y tú perro empieza a llorar desesperadamente, a rascar la puerta o a realizar cualquier otra acción en ese sentido… estas ante un comportamiento que se conoce como ansiedad por separación. No solamente ocurre en los perros, en los humanos también.  Por ejemplo a la hora de llevar al niño a la guardería o al colegio suele ocurrir que se angustia y lo manifiesta a través de llantos, pataletas, etc. Pues en los pequeños peludos ocurre lo mismo.  Para enseñar a un cachorro a estar solo lo primero que debemos tener es paciencia.

 

Pastor alemán-cachorro

 

Los perritos pequeños de unos dos meses no deben permanecer mucho tiempo solos porque evidentemente se van a desesperar. Hace dos días estaban con su madre y sus hermanos y ahora se encuentra en otro sitio nuevo y sin nadie conocido alrededor. Si lo piensas bien a ti también te resultaría desesperante. Pero si no te queda más remedio que ausentarte hay un truco que funciona bastante bien:  un reloj de los que hacen «tic-tac» y una camiseta sudada (sin lavar) tuya. Si ambas cosas se las pones en su cuna tendrá por una parte un olor conocido (el tuyo) y por otra algo que se asemeja a los latidos de su madre (el reloj).

Cachorro

 

También puedes realizar un curso on-line de cachorros para aprender más sobre el nuevo miembro de tu familia.

 

Acostumbrarle a que se quede solo en casa

Tendrás que ir poco a poco hasta que el peludín coja confianza. Cuando juguéis en casa intenta «desaparecer» un ratito entre juego y juego y ve aumentando el tiempo en el que no estés con él. Por ejemplo enciérrate en otra habitación y paulatinamente vas volviendo a los cinco minutos, después diez y así sucesivamente. Poco a poco se irá habituando a que no siempre tienes que permanecer con él. Si no le ha generado ningún tipo de angustia que no te encuentres a su lado, puedes recompensarle con caricias y mimos y alguna chuche !a nadie le amarga un dulce!  Hay que utilizar siempre el refuerzo positivo. Jamás debes castigar a tu perro si llora porque no te encuentra y se ha despistado cuando te has ido.

Otro truco también es que antes de que tengas que ausentarte juegues durante un rato grande hasta que esté muy cansado, porque probablemente el sueño le acabe venciendo y se quede dormido. Los perros también suelen dormir después de comer así que puedes hacerlo por ese orden, jugar y después comer.

 

Cocker cachorro

 

Si ves que no consigues que tu perro se quede solo en casa sin problemas tendrás que buscar a un adiestrador profesional para que te ayude con ello.

 

Autora: Antonia Villalba