La llegada de la primavera coincide con la visita de los molestos ectoparásitos. Aunque dependiendo de la zona donde vivamos cada vez es más frecuente encontrarlos en fechas diferentes debido al cambio climático que acelera su aparición. Es importante brindar una barrera de protección frente a estos parásitos externos que ocasionan alergias, picores y graves enfermedades a nuestras mascotas. Existen en el mercado productos específicos antiparasitarios para perros y gatos, evitando con ellos que puedan ser contaminados por estos enemigos. Si no queremos movernos de casa hay tiendas de animales on-line que pueden suministrarnos todo lo que necesitamos para defender a nuestros peludos y brindarles todos los cuidados que nunca les pueden faltar.

Parásitos externos en perros y gatos

Tipos de parásitos externos

Hay varios tipos de parásitos externos: garrapatas, pulgas, piojos, flebotomos,  etc.  a cual más indeseable. Aquí os vamos a explicar cuales son las terribles consecuencias que pueden acarrear a nuestro «amigo peludo».

Garrapatas

Las garrapatas se suelen esconder en la hierba alta. Esperan a que pase un «huésped peludo» para trepar por el pelo y hacer de éste su despensa particular de comida. Hay que tener mucho cuidado al quitarlas porque la cabeza puede quedar dentro y provocar una infección. Así que para retirarlas del animal infectado hacerlo desde lo más próximo a la cabeza del parásito con unas pinzas y si es posible ponerse unos guantes desechables. Nunca aplastar una garrapata con los dedos porque puede liberar fluidos infecciosos. Es importante meterlas en un tubo o bolsa de plástico y sellarla.  También es importante desinfectar nuestra casa y enseres que hayan tenido contacto con el animal afectado. Las garrapatas pueden transmitir enfermedades Anaplasmosis, Babesiosis, Ehrlichiosis y la enfermedad de Lyme.

 

Parásitos externos - ciclo garrapatas

Pulgas

Para poder vivir las pulgas necesitan un ambiente cálido y húmedo. No abandonan a su huésped hasta que mueren. Su esperanza de vida es de hasta 115 días en su huésped, mientras que si está fuera de él sólo sobreviven un par de días como mucho. Es importante vigilar alfombras, sillones, muebles porque los huevos pueden caer y depositarse allí. Sí tu perro o gato ha sido infectado es conveniente aspirar toda la casa y desinfectarla con un producto adecuado. Las pulgas pueden transmitir la siguientes enfermedades:  Dipilydium caninun,  Dermatitis Alérgica a la Picadura.

 

Parásitos externos - Ciclo pulga

 

Piojos

Piojos perros

 

Los piojos que afectan a humanos no son los mismos que afectan a perros y gatos. Los piojos de perros solo afectan a perros y los de gatos a gatos. Hay dos especies que afectan a los perros: el piojo masticador (come los restos de las secreciones de la piel de nuestro can)  y el piojo chupador (que se alimenta de sangre). Para los gatos sólo hay uno, el piojo masticador. En ambos casos producen lesiones cutáneas al arrascarse el animal.

 

Flebotomos

Phlebotomus

Son mosquitos, de reducido tamaño que se alimentan de perros, gatos y hurones, pero los perros son su reservorio natural. Únicamente las hembras son las que se alimentan de sangre, los machos no lo necesitan. Transmiten la enfermedad de la Leishmaniosis que a día de hoy tiene tratamiento pero no cura.

 

 

MUY IMPORTANTE: Los productos de perros no pueden ser utilizados para gatos, a no ser que sean recomendados para ello y a la inversa porque pueden ser tóxicos.

 

 

Autora: Antonia Villalba