A priori podríamos pensar que cualquier bandeja o arenero vale para nuestro felino, pero una mala elección puede tener una gran trascendencia en las pautas de comportamiento de nuestro minino. En este artículo te explicamos el motivo.

Gato en bandeja

 

Aseo en los gatos

Todos hemos oído que los gatos son los animales más limpios del mundo. Ciertamente dedican muchas horas a su aseo personal. Con este gesto consiguen mantener su pelaje limpio, eliminando pelos sueltos y restos de suciedad. Además cuando se lame su «abrigo» está ayudando a esparcir el sebo (aceite natural que producen los gatos) para que su pelaje sea impermeable. Pero este acto también les relaja y les tranquiliza.

Y ahora que sabes esto ¿tú irías a utilizar un baño que no te guste o te resulte incómodo para hacer tus necesidades? Seguro que la respuesta es «no», pues tu gato tampoco. Te explicamos algunas diferencias entre las bandejas sanitarias y arenero para gatos para que elijas la que mejor se adapte a las necesidades de tu felino y al espacio de tu casa.

Bandejas y areneros para gatos ¿son todas iguales?

Gato arenero

 

Todas las bandejas y areneros para gatos cumplen una función similar. Lo que se busca es que tu gato la utilice como aseo, pero vamos a ver algunas variantes en las que tu gato puede o no estar de acuerdo en utilizarla. Te recomendamos también que utilices una bandeja o arenero grande porque a los gatos les gusta cavar y enterrar sus evacuaciones.

 

Bandejas destapadas y bajas

Bandeja para arena color azulLa mayoría de los gatos prefieren este tipo de bandejas o areneros, porque el olor de los excrementos no se acumula en su interior. Además la bandeja tiene que ser baja para que nuestro gato tenga un buen acceso a ella. Una vez a la semana la tendremos que retirar la arena y fregarla a conciencia para que no se acumulen gérmenes. Se aconseja cambiar la bandeja una vez al año.

 

Bandejas tapadas

Sanitario esquinero

Las bandejas tapadas suelen tener una sola entrada, una puerta que las hace poco seducibles para que tu gato entre en ella. Además las deposiciones se acumulan en su interior y a los gatos les gusta que su «excusado» esté limpio. Si además tienes más de un gato, uno de ellos mientras está en su interior puede sentirse acorralado y dejar de utilizarla. Por otro lado aquí los olores estarán bajo control. Como en el caso anterior tendrás que desinfectarla con agua y jabón una vez a la semana. Es aconsejable cambiara la bandeja una vez al año o año y medio.

Areneros automáticos

Bandeja sanitaria automáticaSeguro que te encanta la idea, pero puede que a tu gato no tanto. Es una buena opción para gatos que sacan mucha arena de la bandeja cuando entierran sus excrementos.

 

Areneros desechables

Arenero deshechable

Suelen tener una duración de unos treinta días, aunque depende de los gatos que tengamos en nuestro hogar. Están confeccionados en cartón o papel impermeable y el riesgo de fugas es mínimo.

 

Lechos para gatos

Ya habrás visto que elegir una bandeja de gato no es fácil, pues con los lechos ocurre lo mismo. A los gatos no les gustan los lechos perfumados, no son naturales. Con una buena arena absorbente de las múltiples que hay en el mercado te será muy fácil cuidar de la higiene de tu gato. Las más empleadas contienen sepiolita o bentolita y hay diferentes calidades y precios.

 

Autora: Antonia Villalba