La consejería de Participación enviará 5.000 cartas informativas para recordar a los dueños la obligación de identificar a sus animales mediante esta prueba

El cumplimiento de la ordenanza por parte de la ciudadanía ha sido positivo, ya que a lo largo del 2020 se ha registrado el ADN de 12.414 canes frente a los 4.215 que había a finales de 2019

El Ayuntamiento de Zaragoza asumirá el coste del registro de ADN de todos los perros guía de la ciudad, gracias a un convenio de colaboración con el Colegio de Veterinarios de Zaragoza y la Asociación de Usuarios de Perros Guía de Aragón con la finalidad de ayudar a un colectivo que necesita a estos animales para tener mayor autonomía.

La ordenanza municipal de protección animal, aprobada en el anterior mandato, obliga a los dueños a registrar el ADN de sus perros como medida para evitar el maltrato y el abandono animal, y contempla sanciones de entre 50 y 250 euros en caso de incumplimiento.

En este contexto, el consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, la presidenta de la Asociación de Usuarios de Perros Guía de Aragón, Leticia Dionisio, y el presidente del Colegio de Veterinarios de Zaragoza, Jesús García, han suscrito un acuerdo para financiar la identificación de los 22 perros guía que viven la ciudad con una partida total de 1.700 euros. Esta extracción de muestra de sangre tiene un coste aproximado de 50 euros por mascota.

Perros guía

 

De esta forma, el Ayuntamiento quiere impulsar el cumplimiento de la ordenanza municipal y favorecer a un colectivo que por su discapacidad visual necesita a los perros guía para moverse por la ciudad y llevar una «vida más funcional», ha explicado Rodrigo.

«El coste que los usuarios tienen que asumir para el cuidado de sus perros es muy alto, por eso, hemos querido colaborar para que estén en las mejores condiciones», ha expresado el edil.

El pasado mes de abril se cumplió el plazo de un año concedido en la ordenanza para que los propietarios registraran el ADN aprovechando la visita anual al veterinario, pero el estallido de la pandemia obligó a retrasarlo a un mes después de que concluyera estado de alarma.

 

 

Por tanto, a día de hoy, esta prueba ya es obligatoria y, aunque la ciudadanía ha respondido bien, el consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, ha hecho un llamamiento para que los más rezagados cumplan con este requerimiento. De hecho, el Consistorio enviará a lo largo de este mes 5.000 cartas informativas para instar a su cumplimiento.

Actualmente en Zaragoza hay 16.629 perros con el ADN registrado de los 45.010 canes que hay en la ciudad, lo que supone un 36 % de la población canina. No obstante, desde el Colegio de Veterinarios advierten de que el porcentaje es mayor, ya que la población canina real es inferior a los 45.010 que figuran en el registro.

Esta diferencia se debe a que los dueños no siempre notifican la muerte de su mascota y siguen apareciendo en el Registro de Identificación de Animales de Compañía de Aragón (RIACA) tiempo después.

Con todo, el cumplimiento de la ordenanza por parte de la ciudadanía ha sido positivo, ya que a lo largo del 2020 se ha registrado el ADN de 12.414 perros, cuando a finales de 2019 sólo había en la ciudad 4.215 canes genotipados.