Grito loroLa capacidad de vocalizar es posiblemente uno de los rasgos más y menos entrañables en un loro como mascota. La popularidad de algunas especies de loros, como los grises africanos, se deriva de su capacidad para hablar, para imitar la voz humana y otros sonidos. Sin embargo, la capacidad de los loros para vocalizar y los patrones normales de vocalización a menudo se vuelven problemáticos para los propietarios de aves de compañía.

 

Loro gritosSe han observado varias características acerca de las vocalizaciones de psitácidas en la naturaleza que tienen relevancia para el manejo de estas aves como animal de compañía. El primero es el patrón diario de vocalización.

En la mayoría de las especies de loros, en especial los que comúnmente se tienen como mascotas, amazonas, guacamayos, etc, el grupo de aves estará tranquilo desde el atardecer hasta el amanecer siguiente. Al comenzar el día, el grupo vocaliza y vuela alrededor de la zona de descanso antes de salir a buscar comida. De nuevo, después de que las aves hayan regresado a la zona de descanso antes del ocaso, hay otro período de vocalización. En un entorno doméstico este patrón puede conducir a problemas, especialmente cuando las aves vocalizan al salir el sol y los propietarios o sus vecinos no están dispuestos a despertarse. Los propietarios a menudo se quejan de que su ave “grita” cuando llegan a casa del trabajo. Las vocalizaciones en este momento del día pueden ser debidas a una combinación de factores: el saludo de regreso de un “miembro del grupo” y, antes de la puesta del sol, vocalizaciones normales. El primer paso en el tratamiento de estos problemas es la educación del propietario.

Loro gritaLos dueños de loros como mascotas deben ser conscientes de que sus aves, no importa cuán unidos están con la gente, bien criados en cautividad o criados a mano, siguen siendo animales salvajes, con sus instintos. Generalmente, los loros como mascotas no cumplen con la definición de animales domesticados, no son genéticamente diferentes de los loros salvajes. Como punto de partida en el tratamiento de cualquier problema de comportamiento de aves de compañía, los propietarios deben entender que pueden ser capaces de modificar la expresión de las conductas normales de sus aves, pero no será capaz de erradicar por completo estos comportamientos.

En el caso de las vocalizaciones de la mañana y de la tarde, una vez que los dueños entiendan que sus aves vocalizarán dos veces al día, estarán listos para comenzar a dar forma a esos períodos de vocalización en otros más aceptables. La mayoría de las especies de loros que se mantienen como mascotas son tropicales o semi-tropicales. Para reproducir las condiciones naturales que deberían estar recibiendo cerca de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad cada día. Una forma fácil de controlar la vocalización es controlar el ciclo de oscuridad/luz del ave. Cubriendo las jaulas o manteniendo a las aves para que duerman en una habitación oscura permite Loro dormidoa los propietarios establecer cuándo se produce “la salida del sol”. La mayoría de los loros no vocalizan por la mañana hasta después del amanecer. Del mismo modo, los propietarios pueden ser capaces de cambiar las vocalizaciones de noche controlando cuándo se produce “el ocaso”. Los propietarios también pueden redirigir estos períodos naturales de la vocalización en comportamientos más aceptables al ofrecer al ave otra actividad en esos momentos. Por ejemplo, en las noches, el propietario puede tomar ventaja de la propensión natural de las aves a vocalizar utilizando esos momentos para enseñar a las aves nuevas frases o sonidos que decir. Alternativamente, los propietarios pueden anticiparse y reducir algunas de las vocalizaciones, ofreciendo al ave un nuevo juguete o comida especial en los momentos en que es propenso a vocalizar. Es importante que el juguete o premio se ofrezca antes de que el pájaro empiece a vocalizar. Si no, el ave puede aprender que, por gritar, gana un premio.

Las vocalizaciones de loros salvajes incluyen “llamadas de alarma“, “llamadas de contacto“, “petición de alimentos” y “llamadas agonistas interespecíficas“. Muchas de estas vocalizaciones son aprendidas desde pollos por sus padres y compañeros del grupo.

Loro gritando

Un loro criado a mano no tendrá las mismas vocalizaciones de sus parientes silvestres, pero va a mostrar patrones similares de vocalizaciones y usos de las vocalizaciones. Debido a que casi todas las especies de psitácidas son altamente sociables, como habitantes de grupos de loros han desarrollado una variedad de vocalizaciones que emplean principalmente como forma de llamada. Estas sirven para identificar dónde se encuentran otros miembros del grupo para promover su unión. Cuando se separan del dueño las aves vocalizan. Inicialmente pueden producir “llamadas de contacto“, que puede progresar a vocalizaciones más angustiados y ansiosas si no reciben respuesta a las llamadas de contacto más tranquilas. En algunas aves esta vocalización pueden producirse cuando el dueño se va de casa. Otras aves pueden dar llamadas de contacto cada vez que sus propietarios desaparecen de su vista.

Loro gritoUna manera de abordar este problema es haciendo que el propietario mantenga contacto auditivo con el ave cuando se encuentre en otra parte de la casa. Para algunas aves esto puede ser tan simple como escuchar el silbido del propietario o hablar mientras en otra habitación. Las vocalizaciones del propietario no tienen por qué ser en respuesta a las llamadas de contacto de las aves, pero pueden comenzar cuando él o ella sale de la habitación antes de que el pájaro empieza a vocalizar. En casos más graves, el ave debe ser tratada por ansiedad por separación. Este tratamiento comienza con la reducción de la dependencia de las aves a su propietario, mientras que el propietario está en casa. Esto se logra mediante la limitación de las interacciones con el ave, haciendo que las interacciones sean más estructuradas a través de la educación basada en el refuerzo positivo, y proporcionando al loro alternativas a la interacción con el propietario. Estos sustitutos pueden ser juguetes que pueda masticar en especial dispensadores de alimentos, o golosinas especiales, especialmente los alimentos difíciles como los frutos secos o frutas enteras.

Otros estímulos visuales y auditivos, como la televisión o la radio, pueden ayudar a dar al loro otro foco de distracción. La otra parte de un plan de tratamiento de la ansiedad de separación se practica con una serie de salidas muy cortas para desensibilizar a las aves a que se sientan solas.

Entretenimiento loro

 

Estas salidas deben ser lo suficientemente breves para que el ave no experimenta ansiedad. Durante estas salidas el loro está provisto de golosinas especiales y juguetes para darle distracciones o entretenimiento alternativas a llamar a su dueño.

 

 

Loro chilla

Una de las vocalizaciones más llamativas en cuanto a intensidad son las llamadasvocalizaciones de alarma“. Las vocalizaciones que sirven como llamadas de alarma se han identificado en un número de especies de loros.

Una mascota que emplea con frecuencia vocalizaciones de alarma puede ser muy molesta para las personas que tienen que vivir con o cerca del ave. Por otra parte, un loro que está vocalizando alarma con frecuencia es un problema de bienestar. Estas vocalizaciones se dan cuando el ave está en peligro. La presencia de las vocalizaciones de alarma frecuentes puede indicar una mala situación, en el que un ave se mantiene en un ambiente estresante.

El primer y más importante paso en el tratamiento de un loro con las llamadas de alarma excesivas es identificar y eliminar los estímulos que están provocando estas vocalizaciones. Estos estímulos pueden ser objetos inanimados en el entorno inmediato de las aves (por ejemplo, juguetes, equipamiento de jaula), o en cualquier lugar dentro de la línea de visión de las aves. Otros estímulos posibles son personas u otros animales. Recordando de la primera parte de este artículo, que los loros son animales silvestres, y que son una especie predada en la naturaleza, puede ayudar a identificar la fuente de la alarma del ave. Las vocalizaciones de alarma pueden ser provocadas por ver a depredadores potenciales, perros, gatos, aves rapaces, serpientes, etc en la casa, a través de una ventana, o en las fotografías o en la televisión. A menudo los loros emitirán vocalizaciones de alarma dirigidos a personas desconocidas o conocidas pero “menos favoritas”. Loro chillaSiempre que el pájaro no esté mostrando otros signos de mayor miedo o angustia significativos, tales como la intención de escapar de la zona, este comportamiento es mejor ignorarlo. Si la persona a la que va focalizada la alarma se dirige hacia el ave, ésta puede entrar en pánico o actuar de modo agresivo. Si el propietario u otra persona preferida de éste acude a él con la intención de calmarlo o tranquilizarlo, el ave está siendo recompensada por gritar con llamadas de alarma. Esto confirmará al ave que las llamadas de alarma sirven para conseguir la atención del dueño y puede producir que el ave aumente su frecuencia de llamadas simplemente como un comportamiento de búsqueda de atención y no por angustia.

Premio loroEn cambio, el dueño y las otras personas deben esperarhasta que el ave haya dejado de gritar y luego premiar al ave con una deliciosa golosina o un objeto para jugar con él. Pueden emitir llamadas de alarma en respuesta a estar en un nuevo lugar o a los cambios en un entorno familiarizado, tales como muebles nuevos u otros objetos movidos en la habitación. En este caso, “presentarle” al ave su entorno es a menudo suficiente para aliviar su sufrimiento. El propietario debe caminar por la habitación con el ave, hablándole  con una voz optimista, como si este viaje fuera de lo más divertido. El propietario puede tocar las cosas y suavemente mostrarlas al pájaro. La clave es que el propietario se muestre relajado con el entorno y hacer que el ave no se sienta amenazada. Nunca debe ser empujada hacia los objetos nuevos hasta que no se la vea preparada.

Juguetes lorosDespués de identificar cuál es la fuente del estímulo que le provoca miedo en su entorno, se vuelve a introducir lentamente a su jaula o pie, mientras se la recompensa por mantener la calma. El estímulo (objeto que teme) se introduce primero en una forma que no cause ninguna reacción. La distancia desde el estímulo debe utilizarse también para disminuir la intensidad del estímulo. La presencia del estímulo que le asusta combinada con una distracción (comida, juguetes, cosas para manipular con su pico, caricias,  o simplemte hablarle) pueden ser suficientes para que aumente su nivel de confianza frente al objeto extraño.

El castigo a utilizar, una forma de aislamiento social, se aprovecha de los recursos naturales gregarios de los loros. El instante en que el ave comienza una vocalización no deseada, todas las personas presentes deben dar la espalda al ave o incluso salir de la habitación, y así “aislar” al ave por un breve período (1 minuto es suficiente). La idea es enseñar al ave que la palabra o sonido en cuestión ya no consigue un respuesta positiva; sino que expulsa a la gente.

Grito loro

El motivo de consulta a menudo es simplemente que el ave “grita”. Aunque la historia clínica cuidadosa puede revelar que este es un problema que Guacamayoinvolucra a lasvocalizaciones sobre todo de contacto (por ejemplo, la ansiedad de separación) o llamadas de alarma (por ejemplo, cuando hay visitantes en la casa), a veces es difícil determinar una causa de las vocalizaciones de problemas. En muchos de estos casos el problema es principalmente devocalizaciones aprendidas. El loro ha aprendido que la gente le presta atención a un pájaro que grita. A menudo los propietarios se dan cuenta de que la atención que están prestando es negativa y deben dejar los gritos. Esto a menudo se compone de propietarios gritando a sus aves con la intención de “regañar” al loro. Algunos propietarios intentarán otras formas de castigo que no son apropiados y eficaces en claro si el problema continúa. En los casos la solución es la misma que para el ave que está diciendo palabras malsonantes o no deseadas; tratar de extinguir el comportamiento no deseado ignorándola. Algunos propietarios pueden interrumpir con éxito los gritos, cubriendo la jaula del pájaro. La jaula debe estar descubiertaGuacamayoinmediatamente después de que el ave se calme y el pájaro se debe dar otras cosas como juguetes o alimentos para ocupar su tiempo. Otra forma de reducir el volumen de las vocalizaciones de un loro o vocalizaciones normales de mañana y tarde, es mediante la enseñanza de las aves a susurrar. Premiar al pájaro con atención, comida o juguetes para hablar en voz baja. Este enfoque permite a las aves para participar en un comportamiento normal, pero modifica ese comportamiento en una forma que es más aceptable.

Loro gritaEn casos aislados los gritos de loros se convierte en un comportamiento estereotipado. Como todos los comportamientos estereotipados esto puede ser considerado como una indicación de un problema de bienestar. Entre los factores desencadenantes se analizará el manejo de las aves, incluyendo, pero sin limitarse a la alimentación, fuente de agua, introducción en jaulas, ubicación de la jaula, la disponibilidad de los juguetes, la variedad de las perchas, ciclo de luz, y el contacto con otras aves o vistas a una calle ruidosa. Algunas de estas aves podrían necesitar medicación combinada con el tratamiento de modificación de conducta, similares a los utilizadas para tratar el picaje psicógeno.

Loro picaje

 

 

Autor: Juan Luis Sánchez de León Sierra – Veterinario especializado en animales exóticos

Web: http://veterinarioexoticosmadrid.wordpress.com/