Perros de Asistencia

Perros de Asistencia
En esta página contamos de manera breve y sencilla qué es un perro de asistencia, la ayuda que puede suponer para una persona discapacitada y cómo se lleva a cabo el adiestramiento de estos perros
¿Qué es un perro de asistencia?

Un perro de asistencia para personas con discapacidades físicas y/o auditivas, es un perro muy sociable que ofrece compañía, tranquilidad, fidelidad… es un buen amigo ante todo. Además de ser muy obediente y de portarse muy bien en casa y en la calle, también puede ayudar a su dueño en pequeñas cosas que ayuden a mejorar su calidad de vida.

¿Qué puede hacer un perro de asistencia por una persona discapacitada?

El perro tiene mucha importancia como apoyo psicológico, ofrece cariño, juego,   compañía… Otra consecuencia positiva es que el dueño, al tener que salir a la calle más a menudo, se relaciona más, sobre todo con otros dueños de perros  😉 También mejora la calidad de los momentos de ocio, se hace más ejercicio, etc… Pero evidentemente un perro de asistencia también ofrece ayudas concretas para la vida diaria.

 

 

¿En qué consisten esas ayudas concretas?

Un perro de asistencia puede realizar las siguientes habilidades: recoger cosas del suelo, tirar de la silla de ruedas en momentos puntuales, apagar/encender luces, marcar una llamada telefónica de emergencia (pregrabada en un pulsador   grande), emitir un ladrido de aviso, abrir/cerrar cajones y sacar algo que se   le indique, abrir/cerrar puertas, despertar al dueño, llevar al dueño a una fuente de sonido … Todo esto dependerá según el usuario

¿Cuántas habilidades puede llegar a tener un perro?

Alrededor de una decena.

¿Qué razas de perros son las más adecuadas? ¿Machos o hembras?  

El labrador, el golden retriever, el cruce de ambos, el pastor belga malinois y el pastor alemán (estos dos últimos para personas sordas). El proceso de selección se hace igual que para los perros-guía (preferiblemente con una línea de cría).   Tampoco hay preferencias en cuanto a sexo, pero evidentemente todos los perros de servicio deben ser castrados sea cual sea su sexo.

¿Cómo se elige un perro de asistencia?

Se elige específicamente para cada usuario, teniendo en cuenta el tipo de discapacidad y grado de éste, su edad, sus condiciones de vida y de trabajo, su carácter Por ejemplo el nivel de actividad de un perro para una persona tetrapléjica   debe ser menor que el de un perro para una persona parapléjica; para una persona sorda el perro debe tener en cambio un nivel de actividad de medio/alto a alto.

¿Cómo es el proceso de adiestramiento de los perros de asistencia?

En primer lugar los perros deben tener una conducta adecuada por lo que deben   recibir un adiestramiento de obediencia adaptada al usuario. Es importante que obedezcan sin cometer fallos. Después se le enseñan las habilidades específicas   procurando que el perro se divierta y le guste trabajar. Esto se consigue recompensando al perro (con comida, juego, caricias) cuando realiza correctamente un ejercicio.

¿Cuánto dura el adiestramiento de un perro de asistencia?   

Alrededor de seis meses incluyendo el proceso de adaptación al usuario. Este tiempo depende del perro, de las habilidades que necesite el usuario, etc…

¿Cuándo termina el proceso de adiestramiento?

El proceso no termina con la adaptación del perro al usuario sino que requiere unas pautas de mantenimiento sin las cuales el perro irá perdiendo su eficacia. Hay dos tipos de mantenimiento: el que debe realizar el usuario solicitando conductas a su perro y premiándoselas, y el que debe llevar a cabo periódicamente el adiestrador para «afinar» al perro.

¿Cuántas sesiones de mantenimiento habrá que hacer?

Aunque varían según el perro, como referencia se deben hacer de dos a cuatro anuales.

 

Autor:  Cristina Muro

 

 

 

Publicado: 15 Nov 2013      Revisado; 28/08/2022