Arowana Dorado

 

Nombre Común: Arowana dorado

Nombre Científico: Osteoglossum bicirrhosum

Distribución geográfica:  sistema del Río Amazonas (Brasil, Colombia).

 

Acuario: hasta 20 cm. se lo puede mantener en acuarios de 90 litros donde se lo podrá alimentar y acostumbrar a la vida en cautiverio. Pasado ese tamaño es recomendable pasarlo directamente al que será su acuario definitivo, de por lo menos 500 litros. Muy bien tapado, con vidrios gruesos.

Plantas: cualquiera que se adapte a las condiciones de agua y temperatura, particularmente las más grandes en la periferia y las medianas y chicas en el resto del acuario.

Agua: temperatura de 24 a 30°C;

Dimensiones:  en la naturaleza hasta 120 cm. En acuarios difícilmente superen los 80 cm.

Hábitos: son muy saltarines y asustadizos. Aún después de estar muchos años en el mismo acuario, ante una situación aparentemente normal, pueden saltar del acuario. Ocupa la parte superior del acuario nadando suavemente y con movimientos felinos. Puede pasar varias veces al lado de la presa a capturar sin mostrar el mínimo interés en ella, pero en determinado momento, y cuando menos lo parece, con un movimiento fulminante la captura.
En su ambiente natural pueden saltar hasta las ramas que se encuentran a 150 cm. o más de la superficie y capturar insectos, pajaritos o cualquier presa que hayan elegido.

Dimorfismo sexual y Reproducción: sin información. Los pescadores suelen capturar las hembras de gran tamaño en la época de cría, cortándole la cabeza para poder capturar cientos de pequeños alevines de entre 8 y 10 cm. que mantiene incubando en su boca.

Alimentación: Por lo general los ejemplares comercializados cuentan con su saco vitelino, del cual obtienen su alimento durante mucho tiempo. De no ser así sería imposible su comercialización. Al introducidos al acuario deberá comenzarse su alimentación con crías de peces (Mollys, Platys, Lebistes [Guppys], y otros), aún cuando todavía cuentan con su saco vitelino. Poco a poco se le irá aumentando el tamaño de las presas. Cuando su tamaño se aproxima a los 18-20 cm. y tal vez un poco antes, con movimientos suaves y armándose de paciencia, se podrán sostener con la punta de los dedos tiritas de carne o pescado, moviéndolo suavemente para tentar al pez. Es probable que en el primer intento o no capture el alimento o muerda los dedos de quien lo alimenta. En ese caso no realizar movimientos bruscos porque se asustará y, por lo general, terminará saltando fuera del acuario. Aún si no salta tardará mucho tiempo en acostumbrarse a comer de la mano si se asusta la primera vez.

Observación: en buenas condiciones de espacio, agua y temperatura, es un pez muy resistente y longevo. Son sensibles a las bacteriosis ante la presencia de químicos o nitritos en el agua. Tomar precauciones al suministrar peces vivos, verificando que no estén enfermos.

 

Autor: El Acuarista                                           Web: www.elacuarista.com