Imagen: BuzzFarmers

La clave para que el perro tenga una boca sana es una higiene dental adecuada y determinados alimentos ayudan a conseguirla. Este artículo explica cuáles mantienen a raya el sarro en la boca del can: los piensos secos, algunas galletas y golosinas, además de ciertos alimentos naturales. No obstante, recuerda que la limpieza bucal es la mejor forma de cuidar los dientes del perro.

Los cuidados orales que precisa un perro son similares a los de una persona. Este aseo debe mantener la boca del can libre de sarro y de placa bacteriana. Una higiene bucal correcta ayuda a eliminar el mal aliento del perro y frena el deterioro de sus dientes.

Los canes tienen un problema añadido para mantener su boca limpia: los perros apenas mastican los alimentos. Los trituran menos en su boca y esa forma de procesar la comida provoca que en los dientes permanezcan más restos de comida.

Alimentos para cuidar la boca del perro

La limpieza de la boca del perro no siempre resulta fácil, porque rara vez colabora en el momento del cepillado de sus dientes. Por ello, los alimentos específicos que cuidan la dentadura del perro previenen el mal aliento y el sarro.

Estos productos están basados en la fricción e incluyen sustancias aromatizantes, como el romero y el eucalipto, que refrescan el aliento del perro. Según Ignacio Arija, veterinario y experto en nutrición animal, “el frotamiento que producen ciertos alimentos de textura dura ayuda a arrastrar los restos de comida“.

Los alimentos fabricados de manera específica para fomentar la higiene oral de los perros tienen diversos formatos: palos, galletas o huesos. A continuación se explican cómo son estos alimentos que cuidan la boca del perro y el modo en que actúan.

Piensos secos que cuidan los dientes caninos

Algunos piensos secos para perros tienen propiedades para eliminar el sarro de la boca del can.

Estos productos añaden ingredientes que captan el calcio de la saliva e incluyen polifenoles y otras sustancias antiadherentes que contribuyen a limitar la formación de sarro en el perro.

Las croquetas del pienso se elaboran con un tamaño, textura y forma específica, de manera que el perro tenga que masticar más tiempo para romperlas. El efecto abrasivo en los dientes del perro es así más eficaz para eliminar placa dental y sarro.

Las galletas y golosinas para la boca del perro

Galletas, huesos o palitos comestibles deben complementarse con el cepillado de los dientes del perro

Hay barritas, golosinas y galletas para perros que son específicas para cuidar la dentadura canina.

Estos alimentos se comercializan con todo tipo de formas, tamaños y sabores. Se pueden usar, además, como premio para el perro.

Alimentos naturales para cuidar los dientes del perro

Ciertos alimentos naturales colaboran en el cuidado de la salud bucal del perro, aunque algunos expertos coinciden en que no son tan efectivos como los productos creados de forma específica para ello.

  • Pan duro para limpiar los dientes del perro. “El pan duro se le ofrecía hace muchos años al perro para que, al masticarlo, con la fricción producida en los dientes, se eliminara suciedad de la boca”, explica el veterinario y profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid José Luis González. Sin embargo, prosigue, los productos específicos para la boca del perro, como los cepillos, las pastas y los enjuagues orales, son en general más eficaces.
  • La manzana y la zanahoria son alimentos que, por su textura dura, ayudan a arrastrar la suciedad de la boca del can. No obstante, González opina que tampoco son eficaces si se utilizan de forma exclusiva para limpiar la boca del perro.

Limpieza bucal, la mejor forma de cuidar los dientes del perro

Los anteriores productos alimenticios son un complemento para mejorar la higiene oral canina, pero según José Luis González, “lo que determina que el perro tenga la boca limpia y sana es su cepillado a fondo, con pasta de dientes para perros y enjuagues bocales”.

El veterinario debe realizar una limpieza anual profunda de la boca del perro. Este cuidado debe completarse con los cepillados de la dentadura del can en casa.

Y es que, “la limpieza de la boca canina no puede limitarse a la masticación de alimentos específicos para su limpieza, como galletas, palos o pienso”, advierte este experto.

Autor: Carolina Pinedo                                Web: www.consumer.es