conejo-enano-alimentacion

La alimentación de los conejos enanos tiene mucho que ver, no solo con sus necesidades nutricionales, si no también con las características de su dentición. Hablemos, pues, de qué productos son mejores para tu gran conejo enano.

Cuando llega a nuestro hogar una de estas pequeñas y adorables criaturas, intentamos que en su entorno se encuentre a gusto, que sienta acogedora su jaulita, pero quizás no reparemos mucho en su alimentación.

Un conejito de estas características necesita una serie de cuidados comunes al resto de sus congéneres de mayor tamaño, pero también posee una serie de requisitos específicos, que les hace ser especiales.

Su dieta ha de estar constituida primordialmente por heno y pienso.

El heno es el principal alimento en la dieta de nuestros pequeños y peludos amigos en cuanto a cantidad. Esto tiene que ver con su peculiar y prolífica dentición. Esta característica hace que sea de vital importancia que nuestra mascota, diariamente coma una gran ración de heno. Con ello conseguiremos dos importantísimos objetivos: el primero es mantener en perfecto estado su dentición, evitando un mal crecimiento de los dientes y muelas. El segundo, hacer que su transito intestinal sea perfecto.

La composición del heno que puedes encontrar en los productos alimenticios para conejos enanos esta formado por una mezcla de distintos tipos de plantas: así encontraremos heno de amapolas, manzanilla, diente de León, alfalfa, etc.

Respecto al pienso, la cantidad que ha de tomar nuestro conejo enano al día no debe superar el 3% de su peso corporal, motivo por el que hemos de controlar su peso con cierta frecuencia .

La calidad y la composición del pienso, es de vital importancia para evitar problemas de salud. Los requisitos nutricionales de un conejo enano varían a lo largo de las distintas etapas de su vida, y será a través del pienso nuestro modo de ir administrándole los distintos nutrientes que necesite y en las proporciones adecuadas.

Hemos de tener claro cuales son los porcentajes apropiados de los distintos componentes para cada etapa de la vida de nuestro pequeño amigo.

Si nuestra mascota es un gazapo buscaremos piensos que contenga un porcentaje en fibra superior al 20% pero no superaran el 16% de proteína ni el 2% en grasa y el calcio estará en un intervalo del 0,8 y el 1% de la composición total del mismo.

Mientras que si nuestra mascota es un conejo enano adulto el pienso ha de poseer en su composición un porcentaje en fibra de más de un 20%; sin embargo, las proteínas no superaran el 14% ni la grasa el 2% mientras que el calcio se mantendrá en un 0,6% de su composición.

La composición base de un buen pienso contiene plantas de forraje, otro punto a tener en cuenta a la hora de decidir cuál, de todos los que existen en nuestra tienda online, será el mejor alimento para nuestra propia mascota.

Para asegurarnos de que nuestra pequeña mascota come de todo es preferible que el pienso sea homogéneo, tanto en forma como en coloración. Es decir, que todos los granos de pienso sean iguales, este modo no elegirá solo lo que más le gusta  y evitaremos el exceso o carencia de algunos de los nutrientes esenciales.

Las frutas, verduras y plantas silvestres, pueden formar parte de la dieta de nuestra mascota, pero hemos de poner especial cuidado en habituar su digestivo de modo progresivo, a estos alimentos para evitar que sufra indigestiones o mayores problemas sanitarios.

Con las plantas silvestres en la dieta de nuestra mascota (siempre que las recolectemos nosotros mismos) hemos de tener especial cuidado ya que sin ser conscientes podemos estar poniendo a su alcance tóxicos o pesticidas que podrían acarrear serios problemas.

Para evitar estos inconvenientes, es mejor adquirir dichos productos de fuentes controladas, puesto que actualmente existen una gran variedad de plantas envasadas.

 

Web: www.mascoteros.es