Ad-libitum a diario para todas las edades; siempre deben tener alimento disponible y deben poder ingerir la cantidad que deseen en cada momento.

Hay que recordar siempre que las iguanas son vegetarianas aunque algunas acepten e incluso disfruten con carne, queso …

Cada comida debe contener ingredientes de los cinco grupos siguientes:

Resultado de imagen de iguana infomascota

1. Verduras ricas en calcio (30-40 % de su dieta). siempre decimos que lo mejor para la iguana es lo que una persona no se comería: hierba, hojas de morera, hibisco, parra, potos (si, las plantas de adorno del salón)… y luego todo los demás. Grelos, col, lechuga romana, diente de león, remolacha, repollo, acelga, perejil, hojas de mostaza, escarola, espinaca, alfalfa.

Todas las verduras deben ser troceadas y mezcladas, se cortan más finas cuanto más joven sea la iguana.

2. Otras verduras (30 % de la dieta). Patata, calabacín, brécol y judías.

Resultado de imagen de iguanas comiendo
Foto: www.euroresidentes.com

iguana-comiendo

3. Granos o fibra: granos de cereales con cascarilla (salvado, trigo…) una MUY PEQUEÑA CANTIDAD diaria, sólo como premio (pequeños trocitos de pan integral o algo así. A veces viene bien que estén acostumbradas por si hay que dar alguna medicación en un futuro).

4. Frutas (no superar el 15 %): higos, papaya, piña, melón, manzana, fresa, ciruelas, tomate, plátano con cáscara, uvas, kiwi y mango. Pondríamos las frutas y las otras verduras juntas en la misma categoría. Entre todas, las más recomendables son pimiento rojo, zanahoria (rallada o en trocitos pequeños), tomate… (en general las verduras ricas en carotenos; suelen ser de color naranja o rojo).

5. Vitaminas y minerales: se recomienda suplementar ya que las deficiencias son comunes. Administrar calcio en forma de gluconato o carbonato cálcico y vitaminas liposolubles A, D, E y K. Administrar diariamente a los jóvenes y dos veces por semana a los adultos (a partir de un tamaño de 30 cm con cola). Es mejor no suplementar con las vitaminas liposolubles salvo casos especiales. El suplemento de calcio debe ser solo de este mineral (al ser posible sin la vitamina D3). Con las vitaminas liposolubles hay riesgo de hipervitaminosis. Aunque los suplementos sean una buena solución, siempre es mejor usar fuentes naturales como carotenos para la vitamina A (ya que no hay riesgo de dar dosis excesivas).

Web: www.veterinario-vetersalud.com