Antes de aproximarnos a el adiestramiento canino, deberíamos preguntarnos ¿qué es y para qué sirve? ¿y si es lo mismo que educación canina?. Una vez tengamos claro está pregunta veremos los diferentes tipos de adiestramiento que se utilizan con los peludos.

 

Perros juntos

¿Es lo mismo el adiestramiento canino que la educación?

Aunque parezca que en determinadas ocasiones tienen el mismo significado a la hora de trabajar con perros no es lo mismo.

La educación es la fórmula que utilizamos para integrar a nuestro perro en la sociedad. Lo que se busca es enseñar a los perros a convivir y socializar con otras personas y animales de su entorno. Para ello se dan prioridad a las reglas de lo establecido en el marco de la coexistencia. Al perro le vamos a enseñar a reconocer una serie de órdenes sencillas (siéntate, ven aquí, camina al lado, túmbate…) que acatará por diferentes motivos.

Por otro lado el adiestramiento consiste en instruir a un perro con una serie de órdenes que debe ejecutar lo más cercanas a la perfección. Existen perros adiestrados especialistas en: detección de explosivos, de personas perdidas, de búsqueda en desastres naturales, trabajo con personas invidentes o con capacidades diferentes, como es el caso de niños con autismo, etc.

Pero si hay algo que se coincide en la educación y en el adiestramiento es en que hay que trabajar de manera constante hasta que el perro hagas suyos esos mandatos y los interiorice.

Lo recomendable es apoyarnos en un profesional adiestrador tanto para educar a nuestro peludo como para adiestrarle y por supuesto leer algo de literatura al respecto. Muchas veces la podemos encontrar en libros gratis.

 

Pastor alemán

¿Por qué es importante educar y adiestrar a un perro?

Pues hay varios motivos pero sobretodo porque ambos lo vais a pasar muy bien. Sólo necesitas una gran dosis de paciencia y tranquilidad. Si ves que tu perro no aprende ni a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera, pues como todo en esta vida necesitará más tiempo, lo que cuenta es que conseguirá el objetivo que os marquéis. También es importante que no te enfades, ni le grites y por supuesto ni que decir tiene que el castigo físico está totalmente prohibido. Aparte de que no conseguirás ningún resultado puede desembocar en conductas negativas innecesarias. Recuerda también que es tan importante tu lenguaje verbal como el «no verbal» ya que ambos lo comprenden perfectamente.

Además tu perro y tú estaréis más unidos porque la acción de educar y adiestrar hace que se facilite la comunicación y complicidad entre ambos. Y podrás ir con tu «peludo» a cualquier lugar porque siempre sabrá comportarse perfectamente.

Hay algo muy importante que debes saber:

«Antes de educar o adiestrar a un perro hay que enseñar al dueño»

Perros familia

 

La razón es muy sencilla si tu enseñas a tu perro algo mal, él lo aprenderá mal, así que mejor fórmate tu primero bien y así podrás enseñar de forma sencilla a tu perro.

 

Tipos de adiestramiento canino

Hay varios tipos de adiestramiento canino:

Adiestramiento en positivo

El adiestramiento en positivo consiste en reforzar los comportamientos y actos deseados a través de un premio y el cariño. Solo se le premia al peludo cuando realiza la orden que queramos, si no la hace no se le recompensa y por supuesto no hay castigos.

Adiestramiento condicionante

Este tipo de adiestramiento suele ir unido además de a un premio a un clicker. El perro asocia que ha hecho el ejercicio bien y lo asocia con la golosina, por lo que aprende muy rápido. Este sistema suele utilizarse mucho en perros que compiten en agility, son modelos publicitarios, etc.

 

Perro paseando con correa

 

Adiestramiento holístico

Es una técnica basada en la etología canina y se concentran en las conductas naturales del perro. Los cinco aspectos clave en el adiestramiento canino holístico: la parte corporal, la parte mental, la parte sensitiva, la parte relacional y el entorno.

Adiestramiento tradicional

Se basa en el refuerzo negativo y en los castigos. Se llevan a cabo con collares de púas o eléctricos. Ni que decir tiene que consideramos este adiestramiento como una tortura para el animal. Son prácticas crueles y violentas que fueron desarrolladas durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial cuando se trabajaba con perros como objetos sin ningún tipo de vida, utilizados solo para un determinado fin como kamikazes, como detectores de minas, hallando heridos etc.

Autora: Antonia Villalba