Introducción

Dos interesantes variedades de sarcophyton

Los sarcophytones son corales blandos, cuero, bastante bien avenidos para los iniciados en los acuarios de arrecife, eso se dbe por tratarse de invertebrados fáciles de mantener, siempre que contemos con un buen equipo de iluminación y una calidad de agua buena.

El grupo sarcophyton sp. es bastante extendido, dando lugar a varias especies, todas ellas con la característica común de formar “platos”; algunos de ellos, en la naturaleza, de hasta más de un metro de diámetro.

Son buenos habitantes del acuario de arrecife y al contrario que otros corales, no son tan filtradores: su alimento es en gran medida, a base de luz, que favorecerá el buen estado de las algas simbióticas que conviven con él, manteniendo así, el buen estado de salud de nuestro invertebrado. Eso no quiere decir, que puede prescindir de su parte de alimento líquido que consumen todos los corales, dicho alimento líquido, es común en todos los invertebrados y está de venta en comercios especializados.

Mantenimiento

Principalmente, su máximo problema consiste en la calidad de la luz que reciba, si esta es insuficiente, es prácticamente imposible que el coral sobreviva en el acuario, en cambio si la luz es la correcta, será uno de los corales más fuertes y longevos que podamos introducir.

Es curioso, la forma que tienen algunos sarcophytones de tomar su alimento líquido, ya que varias veces al día y muy especialmente por la noche, los corales sacan pequeños tentaculitos blancos que pueden llegar a cubrir todo el coral y recogen las pequeños organismos en suspensión, zooplancton o la comida artificial que le damos.
Compatibilidades

Vista superior de un sarcophyton de las islas Fidji.<br /><br /><br />

Los sarcophytones, al ser invertebrados, son unas criaturas perfectas para el acuario de arrecife, por lo que sólo los juntaríamos con aquellos peces de arrecife; Eso quiere decir que no los juntaremos jamás con peces que en la naturaleza se alimenten de coral, como los peces ángel (no incluiremos el género centropyge), peces cofre, ballestas, etc. Aunque también sea cierto que precisamente este tipo de coral ha convivido bien con estos peces, en ocasiones.

Respecto a los demás invertebrados, sencillamente los colocaremos en disposición de tener la suficiente distancia, el uno del otro, para crecer y desarrollarse sin problemas.

Reproducción

No es nada difícil reproducir sarcophytones, ya que tanto pueden hacerlo mediante pólipos o por división del propio cuerpo en si: separando una parte del coral y dejándola caer al suelo o a otra roca, donde se desarrollará un nuevo sarcophyton.

 

Autor: Mateu