El aceite de pescado es uno de los suplementos alimentarios más frecuentes para las mascotas. En ocasiones viene en forma de pastillas, y otras veces ya está añadido en las recetas de comida comercial para el perro o gato, en especial cuando esta es de gama alta. Además, los veterinarios recomiendan en ocasiones incorporarlo a la dieta del animal en forma de premios comestibles, por ejemplo, incluyendo un poco de aceite de sardinas sin sal a las bolitas habituales de su amigo más peludo. A continuación explicamos qué es el aceite de pescado y los beneficios que reporta a canes y felinos.

Qué es el aceite de pescado y por qué es bueno para tu mascota

Pescados como el salmón, la caballa o el atún son los más ricos en ácidos grasos omega 3, un componente que protege el sistema inmunológico de su mascota y también cuida su pelo

El aceite de pescado es rico en un tipo de grasas llamadas ácidos grasos omega 3. “Estas grasas proceden del plancton con que se alimentan los peces. Sus dos ingredientes son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexanoico (DHA), que parecen contrarrestar la inflamación y estimular el sistema inmunológico“, afirma el médico nutricionista Arthur J. Roberts, autor del manual ‘Nutriceúticos’ (Robinbook, 2003).

Estos dos componentes son frecuentes en pescados como el salmón, la caballa, el atún y otros peces que viven en aguas frías. Por eso, el veterinario y nutricionista de animales Carlos Alberto Gutiérrez anima a usar este alimento también a la hora de hacer recetas caseras saludables para mascotas, siempre que sea bajo la supervisión de un nutricionista de animales. “El pescado, además de ser rico en omega 3, es una buena fuente de proteínas saludables”, dice el autor de la web Nutricionista de Perros.

Así cuida el pescado el pelo de perros y gatos

Gatos y perros también sufren problemas de caspa o pueden padecer sequedad en su piel. Y aquí también la alimentación juega un papel importante. “La falta de algunos nutrientes en la dieta alteran el equilibrio necesario en la piel y el pelo del animal, una carencia que se traduce en la aparición de caspa en canes y felinos o en un pelo poco sano, sin brillo y que se rompe con facilidad”, reconoce el dermatólogo veterinario William Miller, de la Universidad de Cornell (EE.UU.), quien ha estudiado cómo afecta una alimentación pobre a la piel de las mascotas.

Un pelo sano, brillante y libre de caspa necesita hidratarse. Y esto se consigue, en buena parte, a través de la comida. “Cuando la piel de perros y gatos no recibe la hidratación que necesita, en forma de grasas buenas incorporadas en el alimento, esta tiende a secarse“, dice la veterinaria Patricia González. Estas propiedades resultan especialmente útiles para canes y felinos con piel atópica o muy sensible.

Imagen: scis65

Pescado en el plato de la mascota

“Un trocito de pescado cocido o una cucharada de aceite de sardinas una vez a la semana ayudan a hidratar el pelo y la piel de perros y gatos”, dice la veterinaria Patricia González

González también recomienda añadir aceite de pescado “fresco y rico en ácidos grasos omega 3” a la dieta de la mascota. La veterinaria aconseja ofrecerle un trocito de pescado cocido -o crudo, si ha estado congelado al menos tres días- una vez a la semana. También sirve en forma de receta de pastel de atún para gatos, un premio que hará las delicias de su amigo peludo mientras que le ayuda a mantener su piel sana y el pelo más brillante.

Algunos alimentos que hidratan la piel y el pelo del felino son el salmón y el atún crudos, libres de vísceras -son peligrosas- y congelados con anterioridad durante al menos tres días. Por lo tanto, cuando se cocinen estos pescados, conviene dejar un trozo crudo para el disfrute del peludo comensal.

Aceite de pescado

Una alternativa es aprovechar el aceite de las latas de sardinas en conserva, sin sal ni añadidos -como pimientos ni otros-, “otra fuente importante de omega 3 y 6 para gatos y perros”, señala la veterinaria. Para aprovechar y conservar siempre fresco este aceite de pescado, guárdelo en la nevera dentro de un bote de cristal cerrado. El aceite de pescado puede añadirse una vez a la semana a las croquetas; la cantidad adecuada es la capacidad de una cucharadita de café.

Un consejo importante: cualquier cambio en la dieta de la mascota o suplemento nutritivo que quiera incorporar a su alimentación debe estar supervisado por el veterinario.

Más beneficios del pescado para perros y gatos

Algunos estudios atribuyen al aceite de pescado beneficios para el corazón de la mascota, en especial -dicen estas fuentes- esta grasa sería buena para prevenir arritmias (cambios en la pulso cardiaco).

Otras investigaciones relacionan el omega 3 con un menor riesgo de sufrir problemas renales en gatos. E incluso se receta para prevenir el mal de Alzheimer en el animal.

 

Autor: Eva San Martín                                  Web: www.consumer.es