La crisis económica desatada por la pandemia de la Covid-19 ha llevado a muchas familias que comparten su vida con un perro o un gato a una situación de dificultad económica. Los animales son una pieza clave en esas familias y han demostrado ser muy importantes también en momentos difíciles como el actual. Por este motivo, desde Fundación Affinity queremos apoyar a esas familias donando 50 toneladas de alimento para perros y gatos.

En el marco del programa de acción social “Alimentando vínculos en momentos difíciles” estamos colaborando con distintas entidades sociales como Creu Roja, Cáritas y Banc dels Aliments que, junto con el apoyo de Libra de Affinity, estamos ayudando a familias con animales que estan pasando por dificultades económicas. Cruz Roja ha sido la primera entidad en recibir esta donación, gracias a la que ayudarán inicialmente a unas 130 familias en riesgo de exclusión social con animales de compañía residentes en Cataluña. Se repartirán durante 3 meses más de 1.200 kilos de alimento de la marca Libra de Affinity a través de 15 asambleas locales y comarcales de la Creu Roja en esta comunidad autónoma.

 

Pienso perros

 

Los perros y los gatos son un miembro más de nuestras familias, por lo cual, además de cuidar el bienestar de los animales y prevenir su abandono, la donación de pienso busca ayudar a mantener vivo el vínculo entre las familias y sus animales, el cual genera diversos beneficios sobre la salud física y emocional.

“Casi la mitad de los hogares en España convive con un animal de compañía y para la mayoría, son uno más de la familia. Por eso nos parece importante que las entidades sociales lo tengan en cuenta porque ayudando a los animales están directamente ayudando a las familias”, asegura Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity.

Según el estudio de Fundación Affinity sobre el rol de los animales de compañía durante la pandemia, 3 de cada 4 españoles han afirmado que convivir con un perro o un gato les ha ayudado a hacer frente al distanciamiento social. Contrarrestar el sentimiento de soledad, la posibilidad de acariciar a su perro o gato y encontrar en ello un estímulo afectivo y el efecto positivo de poder cuidar al animal han sido motivos determinantes a la hora de llevar de forma más positiva la situación derivada por la Covid-19.

 

Fuente: Fundación Affinity