1 de septiembre – Día Internacional de los Primates

1 de septiembre – Día Internacional de los Primates

Los primeros primates habitaron hace más de 90 millones de años. Este orden biológico de los primates abarca a prosimios, monos y simios, entre ellos los seres humanos.

Podemos dividir a los primates en:

Imagen propiedad de: http://emilioeducadoryantropologo.blogspot.com/

 

Características

Los primates cuentan con un cerebro grande,  y tienen una mayor agudeza visual que la mayoría de los mamíferos.  Todos tienen cola, a excepción de los hominoideos. La mayoría de ellos poseen un pulgar prensible.

Los hábitos de reproducción depende de cada especie. El período de gestación no suele superan los nueves meses, pues la mayoría lo hacen  en cuatro o seis meses. Todos ellos tienen un origen placentario, Mediante la placenta se surte de oxígeno y nutrientes al feto, además cumple otro papel importante como la eliminación de los desechos.  Los embriones son alimentados mediante el cordón umbilical de la madre. Una vez la cría nazca, será cortado y quedará como lo que se conoce como ombligo. La madre alimentará al pequeño con leche materna durante un corto período de tiempo hasta su destete. Ella será la que se ocupe de la crianza de la cría y de enseñarle todo lo necesario para sobrevivir. En algunas ocasiones el macho u otros miembros del grupo colaboran en esta tarea.

 

monkeys on tree branch

 

Su alimentación es muy extensa y variada dependiendo de las especie. Son considerados como animales omnívoros, que pueden alimentarse de animales y plantas, pero los hay que solo consumen hojas (folívoros) o que solo consumen frutos (frugívoros).

Son muy importantes para los ecosistemas en los que habitan ya que dispersan semillas asegurando la supervivencia de un gran número de plantas.

Enfermedades

El contacto físico entre primates humanos y no humanos puede facilitar la transmisión de enfermedades zoonosis, como el herpes, rinovirus humano C, sarampión, ébola, rabia, hepatitis, viruela del mono y SARS-CoV-2.

Amenazas

Alrededor del 60% de especies de primates no humanos están peligro de extinción. Las principales amenazas son la destrucción del hábitat, quema y tala de bosques tropicales, cambio climático, comercio ilegal mascotismo, caza, minas y carreteras.
Autora: Antonia Villalba