Autor: MascotasyHogar

boa_esmeralda
Boa Esmeralda

Cada vez son más las personas que deciden pasar su vida disfrutando de una mascota. Las más comunes: perros, gatos o aves están dando paso a algunos animales inusuales como son los reptiles. Si eres propietario de uno de estos saurios es imprescindible que conozcas cuáles son los nutrientes necesarios para que tenga un buen estado de salud. Dependiendo del reptil que poseas, su alimentación será diferente.

Cada uno necesitará una cantidad concreta de nutrientes para que su organismo permanezca en buenas condiciones, por lo que es obligatorio incluir suplementos vitamínicos en su dieta. No olvides que las deficiencias de vitaminas, calcio, fósforo y otros minerales pueden causar serios problemas en tu animal. Pero cuidado con la sobredosis : las vitaminas A, D, E y K son liposolubles y se almacenan en el hígado. Aquí te exponemos las vitaminas esenciales para los reptiles.

Una perfecta combinación

Una nutrición equilibrada es la recomendación de todo veterinario para mantener sano a tu a animal de compañía. Esto se consigue más fácilmente en reptiles herbívoros, debido a la gran disponibilidad de productos vegetales existente en el mercado. Para el resto de las especies, lo más recomendable es incluir en su alimentación insectos y vertebrados. Los seres vivos aportan a la mascota infinidad de nutrientes que ayudarán a completar su dieta. El aporte proteínico y vitamínico que genera este alimento tan especial varía según la cantidad ingerida. Por ejemplo, un gusano de harina contiene un 18% de proteínas, un 8,5% de grasa y un 0,3% de fósforo.

Vitaminas esenciales

El aporte vitamínico necesario para estos animales es vital. Es muy importante que des a tu pequeño amigo un suplemento vitamínico y cálcico , ya que generalmente la alimentación que le suministras no consigue reunir todas las vitaminas que su organismo necesita para desarrollarse correctamente.

  • La vitamina A es esencial para la visión y para que la piel y algunos tejidos, especialmente las mucosas, se mantengan sanas. Las deficiencias en esta vitamina tienen como consecuencia que las mudas sean difíciles. Por el contrario, un exceso puede anular la vitamina D3 que es la encargada de condensar el calcio. También provocará un intenso aumento de las mudas y fuertes diarreas.
  • La vitamina B toma parte en el metabolismo de carbohidratos, por lo tanto es esencial para producir energía , para el funcionamiento del corazón , de los músculos y del sistema nervioso . Es importante para que el crecimiento sea correcto y además, ayuda en las digestiones. Si tu mascota no tiene apetito, puede deberse a que el reptil tenga una carencia de vitamina B, que la dieta sea monótona, etc.
  • La vitamina C también tiene un papel destacado, pues se encarga de mejorar su sistema inmunológico , lo que implica un óptimo desarrollo óseo y dental . También interviene en la absorción del hierro, metabolización de las grasas, cicatrización de heridas, etc.
  • La vitamina E es un antioxidante que protege de los daños ocasionados por los radicales libres que dañan tejidos y células. Se cree que son una de las causas del envejecimiento. Esta vitamina contribuye en la creación de glóbulos rojos .
  • La vitamina K es conocida como la vitamina de la coagulación , ya que ayuda a que la sangre coagule correctamente. Los expertos indican que es necesaria para mantener los huesos fuertes durante la ancianidad. La encontramos en las verduras verdes, las frutas y las raíces comestibles pero además, es elaborada por las bacterias que recubren el tracto gastrointestinal.

La vitamina D3 sintetiza el calcio

Las proporciones adecuadas de calcio, fósforo y otros minerales son un complemento fundamental en la dieta de los reptiles para que así desarrollen adecuadamente su esqueleto . Lo más recomendable es añadir dos partes de calcio por una de fósforo. La vitamina D3 es la encargada de sintetizar el calcio en el organismo de tu mascota por lo que, una deficiencia de la misma es posible que provoque que el animal sufra raquitismo . Esta enfermedad origina malformaciones y debilidad ósea. Esta última dolencia se produce porque extraen dicho calcio de los huesos para repartirlo por el resto del organismo. Las patas y mandíbulas hinchadas o fracturadas son los principales síntomas. La vitamina D3 es adquirida por el reptil a través de los rayos UVB y se produce de forma natural en la piel aunque, si es necesario, también se puede suministrar de forma artificial. Una dieta completa es la mejor indicación para que tu reptil se mantenga enérgico y lleno de vitalidad . A través de estos minerales y vitaminas, la mascota estará sana y protegida: se evita el rápido envejecimiento, pérdida de fortaleza, bajo estado de ánimo, etc. Es una solución que permitirá que disfrutéis de muchos y divertidos momentos juntos.