El tráfico de mascotas es una realidad en Italia, así como en otros lugares de la Unión Europea. Hace unos días cerca de Udine los funcionarios italianos confiscaron 39 cachorros, un gato de Bengala y cientos de hámsteres valorados en alrededor de 60 mil euros.

Fueron transportados desde Europa del Este para su venta en Italia. A primera vista, los documentos parecían correctos pero tras la inspección de los animales no cuadraba aparentemente la edad expresada en ellos. Posteriormente estas sospechas fueron confirmadas por los veterinarios.

Los animales fueron confiscados y confiados al refugio de animales local.

 

Cachorros de perro
Esta foto es para ilustrar el artículo. Los animales hayados no se encuentran en este estado de salud óptimo,

Tráfico de mascotas en Italia

El tráfico ilegal de cachorros de Europa del Este es un negocio lucrativo, que mueve alrededor de 300 millones de euros al año, solamente en Italia.

Las organizaciones en defensa de los derechos de los animales han documentado ampliamente estos hechos.

A pesar del endurecimiento de las sanciones el tráfico continúa. La vida de muchos cachorros de corta edad corre peligro. Algunos mueren debido a condiciones de transporte inapropiadas o por enfermedades virales, que son letales a esa edad.

Los delitos cometidos con mayor frecuencia fueron la falsificación de documentos, además de certificados de vacunas falsificadas y discrepancias obvias entre la edad declarada de los animales y la edad real de los mismos.

 

Fuentes: FECAVA 

Parlamento Europeo