La historia fósil de los tiburones modernos se remonta a hace 295 millones de años. Pero no siempre ha sido fácil encontrar restos completos de estos animales. Sus esqueletos, compuestos en su casi totalidad de cartílago, solo se han conservado en circunstancias muy especiales durante el proceso de fosilización.

La mayoría de los escualos extintos se han podido conocer gracias a sus dientes bien mineralizados, que crecen y son reemplazados a lo largo de toda su vida

 

Tiburón tigre
Los tiburones tigre modernos pudieron surgir hace unos 13,8 millones de años, mucho antes de lo que se creía. / © Adobe Stock

 

A pesar de esta ausencia en el registro fósil, la mayoría de los escualos extintos se han podido conocer gracias a sus dientes bien mineralizados, que crecen y son reemplazados a lo largo de toda su vida. Son estos fósiles los que proporcionan una perspectiva más profunda sobre la historia evolutiva de estos depredadores.

Un estudio, publicado en la revista Paleobiology, ha permitido ahora hacer una revisión del registro fósil de las 22 especies extintas de tiburones tigre, pertenecientes al género Galeocerdo, gracias al análisis de la diversidad morfológica y disparidad de sus dientes.

Para ello, los científicos del departamento de Paleontología de la Universidad de Viena (Austria) utilizaron morfometría geométrica, una herramienta basada en puntos de referencia para determinar la forma y características morfológicas de los dientes en función de las diferentes especies extintas de tiburón tigre y la actual.

 

 

Dientes de tiburón
Dientes de tiburón tigre. / D. Ross Robertson

 

Un origen que se adelanta millones de años

Además de sus características rayas en su espalda, más marcadas en los ejemplares juveniles y que se desvanecen en los adultos, los tiburones tigre modernos destacan por sus dientes únicos: grandes, afilados, muy puntiagudos y con bordes aserrados que les permiten romper con facilidad los huesos de otros animales así como los caparazones de tortuga.

Estos cosmopolitas escualos, que se encuentran en las aguas templadas y cálidas de todos los océanos del mundo, son uno de los depredadores más grandes que se conocen en la actualidad. Hasta ahora los estudios databan su origen en hace 5,3 millones de años.

Sin embargo, aunque no había en el registro fósil restos de tiburones tigre del Mioceno medio, los autores han podido identificar 37 dientes, hallados en Florida en EEUU, de hace 13,8 millones de años, y asociarlos a esta especie. Esto retrasa su aparición del Plioceno temprano al Mioceno medio y demuestra que se originó antes de lo que se creía.

Fuente: AgenciaSinc