Foto de: Stephanie Sicore

merienda

Imagen: 

¿Su perro está demasiado delgado o, por el contrario, le sobran algunos kilos? ¿El felino con quien comparte la vida debería ganar un poco de peso o más bien el gato necesita adelgazar? No siempre tenemos respuesta clara a esta importante pregunta. Una respuesta de la que, sin embargo, depende la salud de nuestros perros y gatos. En este artículo encontrará sencillos dibujos y trucos para reconocer a un animal muy delgado, delgado, en su peso ideal, con sobrepeso u obeso. Se incluye una aplicación interactiva para saberlo. ¡Todo a simple golpe de vista y de mano!

Las preguntas que debemos contestar son: ¿Está mi perro o gato demasiado delgado o está en su peso ideal?, ¿mi can o felino está rechoncho o padece obesidad? Científicos, veterinarios y expertos en alimentación de perros y gatos se han aliado para ofrecernos, de forma gráfica, estos sencillos dibujos que nos ayudan a reconocer la obesidad en nuestros gatos y perros o todo lo contrario: identificar cuándo el peso de nuestros peludos amigos es inferior al recomendable.

1. ¿Está mi perro o gato demasiado delgado?

Imagen: Silueta de perro y gato muy delgado. / The Ohio State University, Veterinary Medical Center

“La forma más sencilla de reconocer la cantidad de grasa corporal en perros y gatos es a través de laexploración con las manos“, explica el veterinario Manuel Lázaro. Para ello, debemos palpar el tórax y abdomen de nuestro peludo amigo, con el fin de determinar de forma aproximada la grasa que acumula. O, por el contrario, de la que carece.

Este dibujo realizado por los veterinarios de la Universidad de Ohio supone una buena ayuda para reconocer a uncan o felino demasiado delgado.

Las costillas, vértebras lumbares y huesos pélvicos son reconocibles a simple vista. También hay ausencia evidente de masa muscular.

Recuerde que la delgadez extrema de perros y gatos es un problema de salud grave, que necesita un control veterinario. Aquí tiene una guía para alimentar a un perro muy delgado.

2. Mi gato o perro está delgado

Imagen: Silueta de perro y gato delgado. / The Ohio State University, Veterinary Medical Center

Las costillas de un gato o perro delgado se palpan con facilidad con las manos en una exploración manual.

En este caso, la parte superior de las vértebras lumbares es visible, pero los huesos pélvicos son menos prominentes.

3. Mi perro o gato está en su peso ideal

Imagen: Silueta de perro y gato moderado. / The Ohio State University, Veterinary Medical Center

El peso ideal de un perro o gatopuede compararse con el índice de masa corporal humano, una sencilla fórmula que permite conocer, de modo aproximado, si hombres y mujeres cargamos con más o menos kilos de los recomendables para nuestra altura.

La exploración manual, de nuevo, también nos ayuda en el caso de nuestros peludos compañeros de vida: las costillas de un felino o perro que ronda su peso ideal son palpables sin dificultad, ya que no hay exceso de cobertura grasa. El abdomen no cuelga demasiado cuando se ve desde un lado.

4. Perros y gatos rechonchos: sobrepeso

Imagen: Silueta de perro y gato con sobrepeso. / The Ohio State University, Veterinary Medical Center

Más de la mitad de los gatos y perros urbanos padecen sobrepeso u obesidad, según la Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas. La mala alimentación, o su exceso, unida a una reducida actividad física están detrás de estos kilos de más que pueden comprometer la salud de nuestros peludos amigos.

Pero, ¿cómo reconocer el sobrepeso en perros y gatos? El cuerpo se redondea y ya no es tan sencillo palpar sus costillas. Los depósitos de grasa son reconocibles en la columna lumbar y base de la cola. El abdomen comienza a colgar.

5. Gatos y perros obesos: su salud en peligro

Imagen: Silueta de perro y gato obeso. / The Ohio State University, Veterinary Medical Center

Imagen: Silueta de perro y gato obeso. / The Ohio State University, Veterinary Medical Center

El sobrepeso en unperro o gato se denomina obesidad cuando el peso corporal del animal supera al menos en un 20% su tallaadecuada en función de su raza, sexo y edad. Pero, ¿cómo reconocerla?

El pecho de unanimal obeso se ensancha, por la acumulación de grasa. Lo mismo ocurre con la espina dorsal y base de la cola. La cintura desaparece y el abdomen cuelga. También hay depósitos de grasas en el cuello y las extremidades.

La obesidad en perros y gatos es, además, un problema de salud, que necesita un control veterinario y que debe ser prevenido y atajado, cuanto antes mejor.

merienda

 

Autor:  Eva San Martín                                                                                                                       Web: www.consumer.es