Según la UB no hay un «método alternativo» al uso de perros de raza beagle en la investigación de un fármaco

Según la UB no hay un «método alternativo» al uso de perros de raza beagle en la investigación de un fármaco

El Parque Científico de Barcelona acoge a una empresa que lidera un proyecto del programa Retos Investigación, del Ministerio de Ciencia e Innovación, que tiene por objetivo desarrollar un fármaco antifibrótico para tratar la fibrosis hepática y mielofibrosis. Se trata de enfermedades que cada vez tienen mayor incidencia —en Europa, la fibrosis hepática afecta aproximadamente al 2,1% de la población y la mielofibrosis, entre 1 y 9 de cada 100.000 habitantes—, para las que actualmente no hay disponible ningún tratamiento eficiente.

Según la normativa europea, antes de probar el tratamiento en humanos es obligatorio realizar el estudio de toxicidad en dos especies de mamíferos, siendo imperativo que una de las dos no sea una especie roedora. Por tanto, es necesario realizar el tratamiento con algún otro tipo de animal —en este caso, perros Beagle—, para saber si posteriormente podría probarse en humanos.

El Parque Científico no dispone de estabulario para realizar este tipo de experimentación; por eso sacó a concurso, en un escrupuloso proceso de licitación, esa parte del estudio. Vivotecnia, con sede en Madrid, fue la empresa adjudicataria.

El proyecto se desarrollará en la sede de Vivotecnia el próximo mes de marzo. En una primera parte del estudio, que todavía está en fase preclínica, el fármaco se administrará a seis perros y ya se ha pedido a Vivotecnia que, una vez finalice el estudio, les dé en adopción. En este sentido, la UB, a través del parque, colaborará con la empresa para buscarles un hogar.

 

Beagle

 

En la segunda parte del estudio, tal y como marca el proyecto Retos, habrá que realizar de forma imperativa un estudio de los tejidos de 32 perros mediante autopsia. Este estudio permitirá analizar la toxicología crónica de las moléculas y evaluar su seguridad, antes de entrar en fases clínicas con humanos. En caso de que los resultados concluyan que la molécula es segura, se podrá continuar el proceso de desarrollo del fármaco y se pasará a la siguiente fase.

El Parque Científico y la propia UB han revisado de forma exhaustiva toda la documentación relacionada con el proyecto, para garantizar el cumplimiento estricto de la normativa en todo momento. Actualmente no se conoce ningún método alternativo al uso de estos animales que pueda sustituir a la metodología de este tipo de investigación. Tal y como ha afirmado la Confederación de Sociedades Científicas de España, el uso de los animales es .una práctica necesaria para avanzar en el estudio de tratamientos, técnicas quirúrgicas o vacunas, entre otros.

Vivotecnia ha acreditado que está autorizada por la Dirección General del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid para hacer uso de perros en investigación, y por la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Comunidad de Madrid para ejecutar proyectos de los llamados «Estudios de farmacocinética y toxicidad no clínica en gos proyecto tipo I», que corresponden al servicio contratado.