Se crea en España un banco de tejidos y células de animales referente del sur de Europa

Se crea en España un banco de tejidos y células de animales referente del sur de Europa

El Banco de tejidos y gametos viables de la Facultad de Veterinaria será una de las sedes del Biobanc para la conservación, el banco de tejidos y células de animales impulsado por la Fundación Barcelona Zoo, con la vocación de convertirse en un centro referente en su ámbito en el sur de Europa. El proyecto, pionero en España, tiene como objetivo la conservación de la biodiversidad a través de la preservación de biomaterial de animales.

La Fundación Barcelona Zoo ha anunciado el impulso y coordinación del BioBanc para la conservación, un proyecto integral para preservar biomaterial y células viables y para facilitar el estudio de animales de una manera menos invasiva, priorizando una investigación que contribuya a la conservación de las especies, ahora y en el futuro.

El BioBanc se organiza alrededor de dos sedes: una en el Banco de tejidos y gametos viables en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y otra en el banco de líneas celulares CryoZoo, en el Instituto de Biología Evolutiva (IBE). Nace con una clara vocación internacional y la ambición de devenir un centro de referencia europeo, en especial en el contexto del sur del continente, que ya cuenta con la implicación de instituciones como la Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios (AIZA) y tiene que jugar un papel importante en iniciativas globales como el World Biobank for Conservation.

La iniciativa se ha desarrollado para abordar la necesidad de proporcionar un recurso sostenible de muestras para la investigación genética y genómica de especies animales, según la Fundación Barcelona Zoo. Se quiere homogeneizar de manera eficiente las muestras de tejidos y células de especies animales que se han ido recogiendo hasta ahora, especialmente aquellas que están en peligro de extinción, no solo del Zoo de Barcelona, sino también de otras fuentes. Esto facilitará un uso responsable y sostenible de las muestras para una amplia gama de aplicaciones que mejorarán la investigación fundamental y la conservación de especies en peligro de extinción.

 

 tinción con hematoxilina-eosina en cortes de parafina de 8 micras
Tinción con hematoxilina-eosina en cortes de parafina de 8 micras. Megías M, Molist P, Pombal MA. (2019). Atlas de histología vegetal y animal.

 

Las líneas de trabajo del BioBanc son la conservación de todo tipo de tejidos animales, priorizando los neuronales y los implicados en la reproducción; la creación de líneas viables celulares y la creación de líneas de células madre; el uso de tecnología de reproducción in vitro; la histología o estudio de la estructura microscópica del material biológico y la citometría para el estudio de las células de la sangre y, finalmente, la completa caracterización molecular de las especies más amenazadas. Se pretende así contribuir a la preservación de las especies a través de la gestión informada, tanto desde el punto de vista molecular, ecológico como poblacional.

El Banco de tejidos y gametos de la UAB

La UAB y la Fundación Zoo de Barcelona inició en 2003 una colaboración altruista para la conservación de tejidos muertos de animales de interés del Zoo para su uso en estudios de investigación. El BioBanc recoge el espíritu de esta actividad y quiere regularizar y homogeneizar los procesos, y trabajar para que las aportaciones de tejidos no provengan únicamente del Zoo de Barcelona, sino de muchos más centros. El responsable del banco por parte de la UAB es Manel López Béjar, investigador del Departamento de Sanidad y Anatomía Animales. La coordinadora del Banco de tejidos es Annaïs Carbajal, investigadora de la UAB.

El Banco de tejidos cuenta con más de 11.000 muestras de tejidos de hasta 284 especies diferentes: casi 3.000 muestras están originadas en el Zoo de Barcelona. Recoge hasta 30 tipos de tejidos diferentes (plasma, suero, excrementos, orina, pelo, pluma, saliva, testículo, ovario, escamas, barbas de ballena, grasa de cetáceo, etc.), que se almacenan ya sea a temperatura ambiente, refrigerados, congelados a -20 °C o en tanques de nitrógeno líquido.

La sede ubicada en el IBE se enmarca en un área de trabajo innovadora alrededor de las líneas celulares y nace con la intención de ser el equivalente europeo del Frozen Zoo de San Diego, una institución pionera desde su creación en 1964 y reconocida en el ámbito mundial en este campo.