¿Sabrías reconocer a tu perro por tu olfato?

¿Sabrías reconocer a tu perro por tu olfato?

Sí has leído bien el título de este artículo. Estamos acostumbrados a leer todo tipo de información sobre el olfato de nuestros queridos peludos. Pero ahora bien ¿seríamos nosotros capaces de reconocerles a ellos? A continuación te lo contamos.

El objetivo principal de este estudio publicado en Nature fue determinar si los dueños de perros son capaces de distinguir a sus propios perros de los demás por el olfato. Para ello, solicitamos voluntarios para participar en un estudio doble ciego. A cada participante se le pidió que identificara el olor de su perro de una línea de 6 olores guardados en recipientes de vidrio separados, donde había una muestra objetivo del olor de su propio perro y cinco muestras no objetivo. Las muestras no objetivo se recolectaron aleatoriamente de otros perros.

Los resultados de este estudio en realidad mostraron que los humanos pueden distinguir a sus propios perros de los demás por el olfato. Varios factores parecen jugar un papel importante en la identificación exitosa. Los perros que se mantienen al aire libre, se bañan con menos frecuencia y se alimentan con comida seca para perros tienen más probabilidades de ser identificados correctamente por sus dueños. Además, los participantes masculinos más jóvenes disfrutaron de mayores tasas de éxito que sus contrapartes femeninas mayores. Los resultados del presente estudio corresponden a los de un estudio previo de Wells y Hepper. Pero a ello se les pidió a los participantes que distinguieran entre solo dos olores, nuestro estudio requirió que los participantes identificaran a sus perros de una variedad de seis olores de perros. Esta estrategia nos dio una buena indicación de que los episodios de identificación correcta no podrían haber ocurrido todos por casualidad.

En contraste con muchos estudios que reportan mayores capacidades olfativas en las hembras este estudio indica una tendencia opuesta ya que los participantes machos tenían mayores tasas de éxito en la identificación de sus perros. Estos resultados son algo sorprendentes.  Existe la creencia común de que las mujeres poseen un mayor sentido del olfato que los hombres. Además, es muy difícil sacar conclusiones definitivas sobre este tema, ya que diferentes estudios utilizan varias señales y metodologías. Aunque los datos de ese estudio no se consideran estadísticamente significativos debido al bajo tamaño de la muestra, se informó que las participantes femeninas tenían tasas más altas de éxito. Las mujeres generalmente superan a los hombres en todos los aspectos de las habilidades olfativas (identificación, discriminación y umbral).

 

Perro en parque

 

Hasta donde sabemos, ningún estudio ha investigado aún si es más fácil identificar por el olfato a un perro que se aloja al aire libre o a uno que reside en el interior como parte de un hogar. Sin embargo, los resultados de este estudio indican que los participantes tenían más probabilidades de identificar perros alojados al aire libre que sus contrapartes de interior. Esto podría explicarse por el hecho de que la exposición prolongada al olor conduce a la adaptación sensorial, que es común en el olfato. Además, los perros alojados en espacios cerrados también emanan olores adquiridos del hogar o del propietario, lo que facilita la identificación de sus olores.

Otra variable que se incluyó en este estudio fue la dieta del perro. Los resultados de este estudio sugieren que la nutrición canina tuvo un efecto estadísticamente significativo en la identificación olfativa. Los perros alimentados con comida seca fueron identificados más fácilmente por sus dueños que aquellos alimentados con carne cruda (BARF). Una razón para esto, aunque poco probable a primera vista, podría ser que los dueños prefieren el olor de los perros que no son alimentados con carne cruda. Esto nos lleva a creer que dado que la mayoría de los participantes en este estudio eran mujeres, es posible que encontraran el olor de sus propios perros, que fueron alimentados con comida seca, más agradable, lo que les facilitó distinguir a sus propios perros. de otros.

La última variable probada en este estudio fue la edad del propietario. Se habría necesitado un tamaño de muestra más grande para obtener resultados más precisos para esta variable en particular. Esta variable se calculó como una regresión. Nuestros resultados indicaron que cuanto mayor era el dueño, menos probable era que reconocieran a su perro. Independientemente del reducido tamaño de la muestra, los resultados de este estudio concuerdan con los de estudios previos, que han informado disminuciones en la capacidad del olfato con el aumento de la edad.

En conclusión, el principal hallazgo de este estudio fue que los dueños de perros pueden identificar a sus propios perros por el olfato a un nivel significativo. Además, el tipo de alojamiento para perros, la dieta del perro, la frecuencia de baño de las mascotas y la edad del propietario influyeron en la capacidad de los propietarios para distinguir a sus perros de los demás. Estos resultados muestran claramente que el sentido del olfato humano no es tan pobre como se pensaba anteriormente, y que los humanos son capaces de identificar no solo a sus congéneres sino también a otros mamíferos. 

 

Autores: Lucie Přibylová, Vendula Pilná, Ludvík Pinc, Hana Vostrá-Vydrová