El rascador para gatos es un artefacto que nace como producto de un dilema que se presenta en los gatos domésticos hace mucho tiempo y que consiste en el acto de arañar los muebles. Existen cientos de páginas y vídeos en internet que nos ofrecen la posibilidad de construir un rascador para gatos a muy bajo precio, como por ejemplo: rascadoresparagatos.net

rascador para  gatos

Rascadores para gatos: la solución a tus problemas

Los gatos, a pesar de vivir en el ámbito social de las personas, tienen conductas salvajes que por más que quiéranos no se irán jamás. Una de ellas, es la de afilar o pulir sus uñas. Para realizar esta molesta práctica se valen de cualquier material medianamente duro que siempre termina siendo uno de nuestros muebles preferidos de madera, la adorada y costosa alfombra, o, peor aún, los sofás de nuestro salón.

Existen miles de tiendas que se desempeñan en el área de los rascadores para gatos, ofreciendo distintas y diversas variedades que se adaptan a las posibles especies de gatos que lleguemos a tener. Por ejemplo, supongamos que tenemos un gato persa, que es de un tamaño mediano, el rascador para gatos que me vendan tendrá que adaptarse a este felino y su tamaño no podrá ser ni muy grande, ni muy pequeño. Con las demás especies de gatos acontece lo mismo, dependiendo de su tamaño y peso encontraremos unos rascadores para gatos u otros.

Cabe destacar que construir un rascador para gatos es fácil, sencillo y muy económico: solo se necesita paciencia y  un poco de astucia.

La gran ventaja de construir tu propio rascador para gatos es que puedes amoldarlo a los gustos de tu mascota y hacerlo lo suficientemente resistente. Recuerda que tu gato crece y su peso también, por lo que la resistencia es característica fundamental de cualquier rascador para gato.

Una cosa importante de mencionar es que, como en todo, se debe enseñar al gato a usar su rascador,  ya que estos no nacen sabiendo. Hay que inculcarles que cuando quieren afilar sus uñas tienen que ir a aquel rincón en el que se encuentra el rascador, y que arañar o romper nuestros sillones y mobiliaria es producto de un mal comportamiento.

Entonces, ¿te animas a construir un rascador casero para gatos?

Hoy vamos a construir un árbol para gatos casero, de tamaño mediano y grande. Para decantarte por un tamaño u otro deberás tener en cuenta el tamaño y edad de tu gato, el espacio que tengas para poner el árbol y las ganas que tengas de trabajar, básicamente (esto último es broma).

La clave principal que tenemos que tener muy en cuenta a la hora de construir un árbol para gatos casero es la estabilidad. Lo gatos crecen muy rápido, pueden llegar a pesar muchos Kg y les encanta correr y saltar. Si juntas todas estas premisas te dan como resultado la necesidad de construir una buena base para que tu árbol para gatos casero no se caiga al segundo día de uso.

En las tiendas podéis ver árboles para gatos verticales muy simples que a mí, personalmente, no me dan confianza (he visto lo que pueden llegar a hacer mis gatos de 5 Kg en un árbol para gatos y no los recomiendo para gatos grandes para nada. Para que este tipo de rascador aguante debe estar construido de madera maciza muy pesada y resistente y no suele ser el caso. Os hablo de este tipo de rascadores que, como podéis ver en la foto, necesitan de una base más grande para conseguir esa estabilidad de la que hablamos:

rascadores para gatos

Hay que aclarar que este rascador puede valer para un gato menor de 5 meses perfectamente.

Pues bien, una vez concienciados con el tema de la estabilidad vamos a diseñar y construir nuestroárbol para gatos casero de tamaño mediano.

Árbol para gatos casero mediano

Este tipo de árboles son perfectos para gatos pequeños menores de 6 meses de edad. Os recomiendo uno de estos dos modelos, con cama-cueva incluida:

rascadores para gatos

Son muy fáciles de construir porque todas las terminaciones son cuadradas. Necesitarás madera, tubos de cartón grueso, cuerda de sisal y tela a gusto del consumidor.

Yo, personalmente, no recomiendo el uso de telas porque se terminan llenando de pelos que ni el propio aspirador puede quitar. Es más recomendable construir un rascador de madera y luego meter un cojín o una mantita para gato en el interior de la “cueva” que podrás lavar fácilmente cuando quieras.

Pues bien, las maderas más recomendables y económicas para rascadores de este tamaño son elaglomerado y el contrachapado. En el caso de árboles más grandes estas maderas serán poco resistentes para el peso que tendrán que aguantar, por lo que las complementaremos con madera DM, más resistente y por ende, más cara.

Una vez comprada la madera (o si la tienes en casa de cualquier mueble viejo que desmontes pues eso que te ahorras), calcula las medidas para que la base sea más grande que todo lo que va por encima y corta las piezas.

Para unir las maderas que forman la cueva-cama puedes utilizar tornillos o pegamento pero lo más duradero será emplear tornillos. En cuanto a la puerta de entrada, no hace falta que sea circular. Puedes cortarla cuadrada si te resulta más fácil, pero te en cuenta las medidas y el peso de tu gato y no la hagas “justita”: ¡Los gatos crecen amig@! ;)

Por otro lado, rodea los tubos de cartón con la cuerda de sisal, bien tensa y pegadita. Puedes huntar de pegamento el tubo de cartón para que la cuerda fije mejor:

rascadores para gatos

En este punto, ya deberías tener construida la base de nuestro árbol para gatos casero. Ahora viene la parte más difícil: unir los tubos de cartón a las maderas. Si miras los rascadores de las tiendas (sobre todo los de las tiendas de chinos) los tubos van unidos a la madera con pegamento. La forma circular de los tubos da mucha estabilidad a nuestro rascador pero sería recomendable cortar un hueco circular en la madera para insertar el inicio del tubo y pegarlo justamente ahí pero también puedes pegarlo directamente a la madera. Aquí es donde entra en juego tu imaginación.

Finalmente, rodea las maderas superiores de cuerda de sisal antes de colocarlas. También puedes forrarlas de tela para darle a tu árbol para gatos un diseño más original pero recuerda lo que mencionamos más arriba sobre los pelos pegados en la tela.

Une todas las partes con pegamento, clavos o tornillos, a gusto del consumidor y dependiendo de la estabilidad que vayas viendo que tiene el rascador.

Árbol para gatos casero grande

El procedimiento es el mismo que con los árboles medianos pero al ser árboles más altos tendremos aún más cuidado con el tema de la estabilidad. Os dejamos algunas ideas más o menos fáciles y económicas de construir:

árbol para gatos

A este tipo de rascadores puedes añadirles rampas con cuerda de sisal que te garantizo que tus gatosutilizarán muchísimo:

rascadores para gatos

También puedes añadir juguetes colgando de una cuerda o incluso una bola hecha de cuerda de sisalconstruida por tí mismo.

bolas de sisal para gatos

Autor: Laura                                                                                                         Web: www.mascotasporaqui.com