PANCHO SE HIZO FAMOSO POR QUE LE TOCÓ LA PRIMITIVA Y SE FUGÓ CON SUS MILLONES. PERO, OTRAS MASCOTAS SON MILLONARIAS POR SER LOS HEREDEROS DIRECTOS DE SUS PROPIETARIOS CARGADOS  DE MILLONES.

¿Puedo dejar la herencia a mi mascota? Parece imposible, pero esta pregunta ya no es extraña, cada vez es consultada por más personas a  nuestro servicio de Protección y Derecho Animal de Veterhouse. El perfil de la persona interesada suele ser mayor y casi siempre sin descendencia, pero con el tiempo  seguramente este perfil   cambiará, ya que la mascota cada vez más hace parte de la familia con Padres e hijos.
Es normal que un anciano sin hijos se preocupe por la protección de su mascota cuando el falte. Podemos entender perfectamente sus voluntades y que su animal no le falte de nada el día de mañana.Pero que sea heredero de sus ahorros o fortuna,no es posible en España por el momento.
 
! En EE.UU muchos perros son herederos de acto y hecho !  En América, todo lo que sea extravagante es casi siempre posible. Otros países como Australia también pueden hacerlo, pero eso no significa que aquí podamos. Existen mascotas que han heredado más de 4, 5 y 10 millones de  dólares. Los hijos, nietos y familiares del difunto deben odiar a esos perros bajo custodia. En nuestro ordenamiento jurídico, en España no se puede dejar como heredero a una mascota.
 
¿ Qué podemos hacer en España ?

 

La voluntad de no dejar desamparado nuestra mascota puede verse cubierta por la institución de un heredero o de otra persona que tendrá que ocuparse de ellos según nuestras voluntades escritas.
Si además queremos fortalecer que se cumpla correctamente, podemos designar en el testamento un ” albacea” ( persona designada a controlar que se cumplan  las voluntades escritas y a las personas con responsabilidades de la herencia)
para asegurar que el animal recibe las atenciones escritas en la herencia.
Sólo podemos dejar por escrito el mantenimiento y cuidados que queramos para nuestra mascota, pero  dejarles una cantidad económica como tal, no es posible actualmente.

 

balanza
Autor: Marc Ros de Vilallonga Nº Col 592
Web: www.veterhouse.com