Prevé crear un registro de personas y entidades inhabilitadas por maltrato

El Pleno del Consell aprobó el 6 de agosto el proyecto de Ley de Protección, Bienestar y Tenencia Responsable de los Animales de Compañía. El texto, elaborado por la Conselleria de Agricultura, es pionero a nivel estatal y, según este departamento, “impedirá que se siga tratando como objetos a los animales de compañía”. La ley les reconoce como seres sensibles, establece el sacrificio cero y regula la tenencia responsable que hace referencia a las condiciones de vida digna del animal: atención, supervisión, cuidados, condiciones higiénico-sanitarias, espacios así como alimentación y bebida suficiente y conveniente para su desarrollo.

El nuevo marco, que inicia su trámite parlamentario en Les Corts, prevé la creación de un registro de personas y entidades inhabilitadas por maltrato a los animales para evitar que personas o asociaciones penadas por mala praxis puedan volver a gestionar núcleos zoológicos o tener animales a su cargo. La creación de este mecanismo coincide con el planteamiento del Gobierno de impedir que se puedan mantener estas prácticas mediante el traslado del núcleo de una región a otra.

 

Mascotas

 

Premio o reclamo publicitario

La ley prevé también la prohibición del uso de los animales como regalo, premio o reclamo publicitario. La educación agresiva, la atadura permanente y los espectáculos circenses con animales salvajes también estarán prohibidos. El texto da rango de ley a la prohibición de los circos con animales y a la tenencia de fauna salvaje como de compañía.

La prevención del abandono y la esterilización son pilares del control poblacional que tienen un importante aliado en el refuerzo de la educación y la concienciación social para garantizar un trato digno de estos animales. Enfoques éstos que, en su momento y cuando se presentaron los primeros borradores y el anteproyecto ya fueron positivamente valorados por el Consell Valencià de Col.legis Veterinaris (CVCV), que incluso reclamó en sus alegaciones que los colegios pudieran participar activamente de tales campañas.

 

Ampliar la identificación

El conocimiento de la entidad colegial autonómica al respecto de este proyecto de Ley se limita a lo que ha trascendido en los medios de comunicación. Y en ningún caso de lo publicado se informa de una de las medidas que con especial énfasis reclamó el CVCV: ampliar, como ya hacen otras autonomías por su incidencia en el abandono y para mejorar el control de zoonosis, la identificación obligatoria hoy vigente para los perros, équidos y animales potencialmente peligrosos, a los gatos y hurones.

La norma pretende también erradicar los abandonos e impedir el maltrato animal, prohíbe que en cada vivienda haya más de cinco mascotas y permite a los ayuntamientos implantar una tasa por tener un gato o un perro. Algo que supone que los consistorios pasen a tener nuevas competencias y funciones que conllevarán dotación económica, de personal y de medios materiales.
El informe del Consell Jurídic Consultio realizado sobre el anteproyecto incidía especialmente en este último aspecto. El redactado definitivo de este proyecto de ley, mejora para dar cabida a algunas de estas consideraciones, pero sigue adoleciendo de falta de concreción sobre los recursos que el Gobierno autonómico facilitará a los municipios.