“Respétame”, el programa pionero en España de Educación Asistida con Animales para combatir el acoso escolar que la Fundación Affinity impulsó junto a la Escuela Lleó XIII, sigue en funcionamiento en este curso 2020-2021.

Desde su inicio en el año 2017, “Respétame” funciona como una asignatura más en el horario escolar. El programa consiste en el desarrollo de terapias asistidas con perros y su objetivo principal es fomentar el respeto, prevenir el bullying y reforzar la inclusión entre los estudiantes de este centro educativo.

Durante este tiempo, han podido comprobar que las terapias asistidas con perros son eficaces para reducir la discriminación y el acoso en el ámbito escolar. Las claves de su éxito están en la metodología profesional del  equipo de terapias, la variedad de los perros de terapia y el compromiso de la Escuela inclusiva Lleó XIII.

“Respétame” es una de las iniciativas de la causa “Animales que curan”, la cual enseña a través de diversos proyectos y actividades el rol terapéutico de los animales de compañía en contextos tan diversos como los colegios, las residencias de personas mayores o los centros penitenciarios

 

 

 

El liderazgo desde la Terapia Asistida con Perros

El programa “Respétame” nos ha enseñado que las sesiones con los perros de terapias tienen mucho potencial y un nivel de aceptación muy alto entre los jóvenes. Este curso 2020-2021 se ha incluido el liderazgo como temática en las sesiones del programa. En este ejercicio, los jóvenes han tenido que aprender a liderar un equipo y a dirigir al perro, siempre usando la cooperación y el trabajo en positivo. El respeto de las ideas de los demás, la iniciativa, la colaboración y la aceptación de las críticas han sido aspectos clave trabajados en esta sesión de liderazgo.

En todos los ejercicios realizados en el marco del programa está el adiestramiento en positivo con los perros de terapia. Los jóvenes observan que los perros aprenden a seguir órdenes y reconocen límites sobre la base de una recompensa positiva y un ambiente de amabilidad.

Como conclusión, en las sesiones de “Respétame” se logra comprender que los seres humanos también respondemos positivamente cuando trabajamos en un ambiente de amabilidad y respeto, lo cual tiene un efecto positivo sobre la autoestima, la integración grupal, las relaciones igualitarias y la empatía.

 

Fuente: Fundación Affinity