buenosdias35

 

Los hámsters son mascotas muy resistentes, pero son tan pequeñas que las lesiones y las enfermedades pueden agravarse rápidamente. No nos cansaremos de decir que si observas cualquier signo de enfermedad en tu mascota debes acudir al veterinario lo antes posible.

Los signos a tener en cuenta incluyen la pérdida de apetito, la inactividad, que se pasen el día acurrucados en un rincón, los estornudos, secreciones de la nariz o los ojos, la respiración sibilante, la humedad alrededor de la cola, y la diarrea. La pérdida de cabello puede ser un síntoma de enfermedad de la piel o parásitos, y también garantiza un viaje al veterinario.

Si un hámster está enfermo o herido, debemos mantener al animal en calor, y alentarlo a tomar algo de comida o agua (por gotero si es necesario) hasta que un profesional lo vea.

Los abscesos: son bultos subcutáneos formados por pus, producido generalmente por una infección bacteriana o parasitaria. Se trata de una reacción del sistema inmunológico para evitar que la infección se extienda. Pueden formarse a partir de cortes o rasguños en la piel y también en los abazones (las bolsas de sus mejillas) si el material abrasivo de los alimentos causa arañazos en la boca. Si te da la sensación de que tu hámster tiene guardado continuamente algo de comida en sus abazones, puede que tenga una infección. Los abscesos requieren atención veterinaria para el drenajeny el tratamiento con antibióticos.

Infecciones respiratorias: los hámsters pueden contraer infecciones respiratorias que a veces conducen a la neumonía. Los signos incluyen estornudos, secreciones de los ojos o la nariz, sibilancias y dificultad para respirar. No deben preocuparte demasiado los estornudos ocasionales, pero si se acompaña de pérdida de apetito, disminución del ejercicio o dificultad para respirar, acude al especialista de inmediao.

Cola mojada: también llamada ileitis proliferativa y enteritis regional. Esta es una enfermedad altamente contagiosa, y la más común en los hámsters recién destetados. La causa es incierta, pero una bacteria llamada Campylobacter jejuni pueden estar involucrada, y en algunos casos la enfermedad se asocia con el estrés, el hacinamiento, y cambios en la dieta. los hámsters afectados pueden morir muy rápidamente, con signos tales como diarrea (que causa la humedad alrededor de la cola), letargo y pérdida de apetito. Nota: no todos los hámsters con diarrea tienen esta enfermedad, sigue leyendo.

Diarrea: muchas son las infecciones que puede causar diarrea (incluyendo, la cola mojada, aunque no es la única), junto con cambios en la dieta y el tratamiento con antibióticos. Comer demasiadas verduras y otros alimentos frescos es una causa muy común de la diarrea, pero en este caso generalmente no hay pérdida de apetito o disminución en la actividad. Esta enfermedad puede llevar a la deshidratación, así que asegúrate de que el hámster beber sen esos días en los que está con diarrea, de igual forma consulta a su veterinario si esto ocurre. Si tu mascota tiene diarrea, no le des alimentos frescos por unos días y devuelvelos a su dieta sólo si la diarrea está completamente resuelta, aun así, empieza a dárselos poco a poco.

Enfermedades de la piel: nuestros pequeños amigos pueden estar infestados con ácaros, para saberlo tenermos que acudir al veterinario, que éste los identifique con un raspado de piel y les de un tratamiento. También pueden tener tiña (en realidad es una infección por hongos), y requiere igualmente un tratamiento profesional.

Alergias y las infecciones de la piel son otras enfermedades de la piel.

La pérdida de cabello no es tan inusual y puede ser estacional o darse en hámsters mayores. Si hay descamación o enrojecimiento o cualquier lesión en la piel, o nuestra mascota parece rascarse más de lo habitual, acudamos al veterinario.

El cedro con el que a veces están hechas sus camas también puede causar irritación de la piel o alergias, además de problemas en los pulmones por lo que debe evitarse.

Hibernación: si dejas que la temperatura ambiente baje del clima normal de tu hogar, tu amigo entrará en una especie de estado de hibernación, donde estará muy quieto y respirará muy lentamente. Muchos propietarios entran en pánico y piensan que su hámster se está muriendo, cuando solo se trata de que el hámster tiene mucho frío. Volver a la temperatura de siempre debería ser suficiente.

Antibióticos: varios antibióticos causan una toxicidad mortal en los hámsters. La penicilina, amoxicilina, ampicilina, estreptomicina, dihidroestreptomicina, tetraciclinas, lincomicina, eritromicina, vancomicina, cefalosporinas, gentamicina, así que evítalos.

Fuente: About home. Lianne McLeod                                       Web: www.mascoteros.es