Este es Tibu, un tiburón plata (Balantiocheilus melanopterus) al que hemos extirpado con láser una masa de la boca, bajo anestesia general.

Tiburón plata

Tibu presentaba una masa en la boca que podría estar impidiendo que se alimentará con normalidad, por eso se programó la cirugía.

Tiburón plata

Para anestesiar a un pez tan nervioso como un Balantiocheilus melanopterus optamos por diluir un anestésico en unos litros de agua y pusimos allí a nadar a Tibu. En sólo 7 minutos estaba en plano quirúrgico, es decir, lo suficientemente anestesiado como para comenzar la cirugía. Como los peces captan el oxígeno del agua haciendo pasar el agua desde la boca hacia el exterior a través de las branquias, que son las que lo capturan, es necesario simular ésto cuando sacamos al pez del agua para operarlo y que pueda respirar.

Tiburón plata

 

El tubo que veis en las fotos cumple esa función, introduce agua con un poco de anestésico en la boca para que el pez pueda respirar y no se despierte ni sienta dolor. Con un láser quirúrgico logramos vaporizar la lesión sin necesidad de suturas, una dosis intramuscular (entre las escamas del dorso) tanto de antibiótico como de analgésico, y ya casi hemos terminado. Después pusimos a Tibu en agua normal de su acuario y en unos 40 minutos estaba totalmente recuperado.

 

Tiburón plata

 

Después de recuperarse de la anestesia ha posado para nosotros con sus nuevos “morritos” 😚

 

Tiburón plata
Tibu con su nueva boquita

 

Autor: Miguel Gallego                                 Web: Centro Veterinario Madrid Exóticos