Aprobada la modificación de la Ley de Perros de Asistencia para que estos animales puedan asistir a personas con enfermedad crónica

El Parlament de les Illes Balears ha dado luz verde a la modificación, impulsada desde la Conselleria d’Afers Socials i Esports, de la ley de perros de asistencia para que las personas con enfermedad crónica acreditada y oficialmente reconocida (por ejemplo la diabetes o la epilepsia) puedan acceder, circular y permanecer en cualquier espacio público o privado asistidos con un perro de asistencia. Hasta ahora la ley solo contemplaba las personas con discapacidad, especialmente con discapacidades visuales, auditivas y físicas.

Por lo tanto, se amplía este derecho a las personas con una enfermedad acreditada y oficialmente reconocida, pero que no han obtenido el grado de discapacidad. Para la consellera d’Afers Socials i Esports, Fina Santiago, se trata de un paso más hacia una sociedad más justa apoyando a colectivos con necesidades específicas de apoyo.

 

Perros de asistencia

 

La Comunidad Autónoma, a través de la Ley de perros de asistencia, aprobada en 2014, reconoce el derecho de las personas con discapacidad, especialmente con discapacidades visuales, auditivas y físicas, a acceder, circular y permanecer en cualquier espacio público o privado asistidos con un perro de asistencia.

Esta propuesta de modificación supone también la ampliación de la regulación de los perros de asistencia.

Hasta ahora la regulación establecía tres tipos de perros de asistencia:

– Perro guía: dirigido a personas con discapacidad visual o visual y auditiva.

– Perro de señalización: para personas con discapacidad auditiva.

– Perro de servicio: para personas con discapacidad física.

Con la modificación de hoy se regulan dos nuevas modalidades de perros:

– Perro de aviso o alerta: para personas que tienen una enfermedad o discapacidad que puede provocar una desconexión sensorial. El perro les avisa antes de que la desconexión suceda, ya que está adiestrado a percibir las alarmas previas a la desconexión y facilita así una respuesta más rápida y menos perjudicial.

– Perro para personas con trastorno del espectro autista: perros especialmente adiestrados para controlar situaciones de emergencia. Esta modificación de la ley responde a una demanda del colectivo de personas afectadas por este tipo de enfermedad, por el compromiso del Govern a facilitar la integración y la inclusión de las personas con discapacidad o enfermedades crónicas, en todos los ámbitos de la vida cotidiana .