Nueva Ordenanza sobre tenencia de perros en Benavente

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Benavente ha aprobado a la Ordenanza Fiscal Reguladora que obligará a los propietarios de perros a tributar una tasa por tenencia de perros en la ciudad, por su devolución tras paso por el Centro de Acogida Municipal o por adopción del propio centro. Unas tasas ya impuestas en muchos municipios de Castilla y León y que se pretende recuperar en el municipio de Benavente.

 

Perros conociéndose

 

Dichas tasas ayudarán a la financiación de servicios que presta el Ayuntamiento para garantizar el control sanitario, la protección y el bienestar animal. Servicios como el censado telemático, mantenimiento de zonas de esparcimiento, reposición de bolsas, instalación de Sanecan o limpieza de la vía pública. Todos estos servicios prestados por el consistorio conllevan un coste anual que se sitúa en 37.184€, cuantía a la que se debe sumar las inversiones que la concejalía de medio ambiente y sanidad prevé llevar a cabo como la instalación de 25 Sanecan o dos zonas caninas más.

Con el objetivo de garantizar todos estos servicios, el Ayuntamiento de Benavente ha aprobado establecer una tasa por tenencia de perros. Una cantidad que será fija y de carácter anual y que se ha situado en 9 euros para perros de pequeño tamaño y de 15 euros para animales de talla grande o potencialmente peligrosos. En la actualidad, con datos del censo realizado el 31 de marzo, en Benavente hay registrados 3.754 canes. Pero no todos los perros deberán abonar dicha tasa. Están exentos del pago de la misma los perros guía o asistenciales de minusválidos, los perros pertenecientes a entidades a las que se refiere el Artículo 2 de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre y los perros que procedan de la adopción procedentes de protectoras, albergues o similares debidamente legalizados.

 

Urgencias perros

 

A su vez, si un perro se extravía y es recogido de la calle será trasladado al Centro Municipal de acogida hasta que se haga entrega nuevamente a su dueño. Si el animal está correctamente identificado, vacunado y desparasitado, el tributo ascenderá únicamente a 20 euros. Si es necesario vacunar y desparasitar al animal, la tarifa ascenderá a 30 euros, mientras que si el animal no cumple ninguno de los tres requisitos anteriores, el propietario del perro deberá desembolsar 50 euros. Si el propietario adopta un perro del Centro Municipal de Acogida, la tasa se situará en 35 euros, un precio estipulado por los servicios veterinarios que recibe el animal ya que al salir del centro, el animal lo hace correctamente identificado, vacunado y desparasitado.

Esta ordenanza deberá ser aprobada este viernes en sesión plenaria y de consumarse la aprobación, los tributos antes mencionados comenzarán a aplicarse el 1 de enero de 2021.